Ciencia

Ciencia

La «partícula de Dios», acorralada

Los físicos del LHC reducen los rangos de energía donde buscan el bosón de Higgs y creen que, si es que existe, le queda muy poco sitio donde esconderse

Día 22/08/2011 - 12.36h
La «partícula de Dios», acorralada
Archivo
Simulación de la detección del bosón de Higgs en el experimento CMS

Compartir

El elusivo bosón de Higgs, la partícula responsable de la masa de todas las demás partículas del Universo y uno de los mayores interrogantes de la Física moderna, se está quedando sin lugares donde esconderse. Científicos del gran acelerador de hadrones (LHC) han estrechado el cerco a la conocida como «partícula de Dios». Según han explicado en la conferencia Lepton-Photon, celebrada en Mumbai (India), los físicos han eliminado el rango medio del lugar donde puede aparecer el bosón, si es que finalmente existe, y se dedicarán a buscarlo en los rangos de más alta y más baja energía. Se reduce la zona de búsqueda, sí, pero ahora será mucho más difícil detectar nuevas partículas. A pesar de los inconvenientes, los investigadores siguen estimando que a finales del próximo año podrán encontrar su anhelado tesoro de la Física o, por el contrario, anunciar que no existe.

Probar o refutar la existencia del bosón de Higgs es uno de los objetivos principales del programa científico del LHC. Dos de sus experimentos, Atlas y CMS, han excluido la existencia del bosón de Higgs en la mayor parte de la franja de energía de 145 a 466 GeV, con un 95% de certeza en sus resultados. Por este motivo, el bosón se buscará en las franjas de energía extremas, la más alta y la más baja. «Estos son tiempos emocionantes para la Física de partículas», ha dicho el director de investigación del CERN -el organismo que gestiona el gran acelerador-, Sergio Betolucci. «Los descubrimientos están casi asegurados en los próximos doce meses. Si el bosón de Higgs existe, los experimentos del LHC lo encontrarán pronto. Si no lo hacen, su ausencia señalará el camino hacia una nueva física», ha añadido.

El Modelo Estándar de la física de partículas señala que el bosón de Higgs es el responsable de que las partículas fundamentales puedan adquirir sus masas. De acuerdo con el mecanismo, el espacio se llena con un llamado campo de Higgs con el cual interactúan las partículas. Aquellas que lo hacen de una forma más fuerte tienen más masa que las que lo hacen de forma más débil, «de la misma forma que un aerodinámico coche de carreras corta el aire con más facilidad que un autobús», explican desde el CERN.

Una señal del bosón

En la primera gran conferencia de física de partículas de 2011, celebrada en julio en Grenoble (Francia), los responsables de los detectores Atlas y CMS insistieron en que una posible señal del bosón de Higgs en sus datos podría ser explicada simplemente por fluctuaciones estadísticas. Ahora, con más datos analizados, los científicos reconocen que la importancia de esas fluctuaciones ha disminuido ligeramente.

«Gracias a la soberbia actuación del LHC hemos registrado una gran cantidad de nuevos datos en el último mes», ha dicho la portavoz de Atlas, Fabiola Gianotti. Los científicos creen que podrán prácticamente duplicar el número de datos conseguidos a finales de año.

Las investigaciones del LHC, un anillo gigantesco que se extiende bajo tierra cerca de Ginebra (Suiza), suscitan un gran interés más allá del campo científico. El descubrimiento del bosón de Higgs significaría, sin duda, un acontecimiento en todo el mundo.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Investigadores insisten en la existencia de la primera supertierra descubierta en zona habitable, rechazada por otros estudios
José Manuel Nieves Encuentra aquí todos los vídeos del blog que te explica las noticias científicas
    Retos que ponen a prueba nuestra capacidad para el pensamiento lateral
    Lo último...

    Prueba los nuevos juegos web

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.