Cataluña

Y Plácido volvió a transformarse en Superman

Día 03/08/2011 - 10.07h

El cantante madrileño, generoso como siempre, desgranó lo mejor de su repertorio en Peralada, donde recibió la Medalla de Honor del Festival

Con las localidades agotadas desde hacía semanas, Placido Domingo regresaba el lunes al Festival Castell de Peralada, el mismo que él tanto ayudó a consolidar en sus comienzos hace un cuarto de siglo; lo hizo con un concierto inolvidable que acabó con todo el público en pie ovacionando a este rara avis de la música internacional. El cantante madrileño, generoso como siempre, desgranó lo mejor de su repertorio contando con cómplices felices, desde una bailaora extraordinaria a unos mimbres de lujo como son la Orquestra de la Comunitat Valenciana y la batuta de Jesús López Cobos.

En cualquier caso la noche comenzó nerviosa: la falta de ensayos se hizo evidente, ya que al principio se sucedieron un par de frustrantes prestaciones; el maestro se mostró inseguro ante la mejor orquesta de España, con múltiples desencuentros, pero todo se recondujo muy rápidamente. Placido comenzó a calentar motores con “Le Cid”, capeando el incomodo, hasta que llegó el rotundo agudo final, pero sin que López Cobos lo siguiera debidamente.

La incomodidad regresó en el ‘Adiós a la vida’ de ‘Tosca’, pero todo cambió con su maravilloso Carlo Gerard; a partir de entonces enseñó, sobre todo en el repertorio de barítono, las armas a las que tiene acostumbrados a sus seguidores, en esta ocasión venidos incluso desde Japón. El Domingo barítono todavía tiene mucho, pero mucho que entregar; él mismo afirmó a ABC que lo que planea es seguir combinando el repertorio de tenor con el baritonal. El caso es que este maestro de maestros demostró en una segunda parte enteramente dedicada a la zarzuela que sigue siendo el Superman de la lírica internacional. Vitoreado en 'Amor, vida de mi vida' y en la obligada 'No puede ser' que cerró el programa con el público en éxtasis, dejó claro que nadie defiende el género con tanta pasión como él.

Virginia Tola ha seguido madurando como intérprete, aunque todavía necesita controlar cierto vibrato metálico y prematuramente abierto en el agudo en ‘forte’, atreviéndose eso sí con arias de ‘Louise’ y ‘Ernani’. El plantel de artistas tuvo, además, una estrella de lujo en la bailaora Nuria Pomares, la reina de las castañuelas. Las propinas, generosas y de acento hispano, sumaron media docena.

Después de la fiesta musical vino la social. Cuando el admirado artista despachó a admiradores y periodistas, fue agasajado con un cocktail privado en el que le fue concedida la Medalla de Honor del Festival por su contribución a la trayectoria de estos 25 años del evento estival por excelencia

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.