Internacional

Internacional

Casi 4 millones de somalíes corren peligro de muerte

Decenas de miles de personas ya han perdido la vida. Se teme que la hambruna dure seis meses másLa guerra civil y la presencia de las milicias fundamentalistas de Al Shabab dificultan el reparto de ayuda

Día 22/07/2011
Casi 4 millones de somalíes corren peligro de muerte
AFP
Desplazados somalíes reciben ayuda en Mogadiscio

Compartir

Somalia sufre su peor sequía desde hace 20 años, con 3,7 millones de personas en riesgo de muerte por desnutrición y 1,5 millones de desplazados sólo en el interior del país. Que Somalia sea el país peor parado del Cuerno de África en esta sequía no es casual. Como indica a ABC Amador Gómez, director técnico de Acción Contra el Hambre, «en Somalia existe un clima de violencia continua; y dentro de una situación de emergencia ya existente se ha producido una nueva: la sequía». El país lleva 20 años inmerso en una compleja guerra civil. Se ha convertido en un perfecto ejemplo de estado fallido, donde las milicias cuentan con más poder que el gobierno. En el caso de Somalia, el principal grupo insurgente son los fundamentalistas de Al-Shabab, violentos, radicales, fanáticos, y dueños de amplias zonas del país. Su fuerte presencia dificulta la distribución de la ayuda humanitaria, ya que las ONG tienen que obtener a menudo su visto bueno para acceder a ciertos territorios.

«Decenas de miles de personas ya han muerto y cientos de miles pueden estar muriendo de hambre». Lo decía ayer Valerie Amos, la subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de la ONU, quien también indicó que se espera que la situación de hambruna se prolongue durante al menos seis meses más. Por este motivo se ha convocado una reunión de urgencia en Roma el próximo lunes a la que acudirán los 191 países miembros de la FAO y diversos organismos de las Naciones Unidas para acabar de movilizar cuanto antes la ayuda internacional.

La ONU ha calificado la situación de hambruna, alarma que se declara cuando al menos una de cada 10.000 personas muere al día y la tasa de desnutrición está por encima del 30%. En Somalia esa estadística se eleva ya a seis muertos al día de cada 10.000, con una tasa de desnutrición del 50%. Además, la producción de alimentos no deja de disminuir como consecuencia de la sequía y en el norte del país —donde se encuentra la mayor parte de los refugiados— los precios de los productos de primera necesidad han aumentado un 270%.

Campamentos desbordados

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos —PMA— comenzará en los próximos días el suministro aéreo de alimentos, ya que la población está «demasiado enferma y débil para salir en busca de alimentos», decía ayer su directora ejecutiva. Además, la llegada masiva de somalíes a los campos de refugiados está empezando a suponer un problema para su propia seguridad porque hace meses que estos centros han desbordado su capacidad.

En Dadaab, en la frontera de Kenia con Somalia, cerca de 400.000 personas se hacinan en un centro de acogida con capacidad para apenas 90.000. La aritmética no falla. La tragedia salta a los ojos: cuerpos deshidratados, miradas perdidas. Los datos son demoledores. Los rostros, también. Desde su creación hace veinte años, este centro de acogida se ha convertido en un infierno para sus huéspedes.En la actualidad —según denuncia la organización Oxfam— pese a que el centro se encuentra al «máximo de ocupación», al menos 2.000 nuevos refugiados continúan llamando cada semana a sus puertas. La mayoría de ellos —95%—, procedentes de Somalia.

Castigados por la guerra

Aunque de «afortunados», sus inquilinos tienen poco. De cada tres menores que se encuentran en elcentro, al menos uno de ellos nunca ha recibido ningún tipo de vacuna. De igual modo, el 60% delos nuevos residentes es heredero de algún tipo de dolencia de un conflicto —el somalí—, que desde1991 se ha cobrado la vida de al menos 700.000 personas.

Y la crisis no parece tener fin. Más aún, en un Estado acuciado por la hambruna actual que se une a una crisis endémica. Como asegura Gedi Mohamed, director del hospital de Dagahaley —uno de los tres complejos que junto a Ifo y Hagadera componen Dadaab—, sólo durante el mes de mayo se registraron 308 partos en la maternidad —el doble que hace un año—, al tiempo que el número de niños enfermos y desnutridos aumenta aun más deprisa.No en vano, el centro cuenta, a día de hoy, con al menos 800 niños bajo los efectos de ladesnutrición —severa en 80 de ellos.

Sin embargo, las miserias de Dadaab no se limitan a su exceso de población. Sumergido enel conflicto diario entre el gobierno de Mogadiscio y los rebeldes islamistas, este punto geográficose ha convertido en uno de los mayores centros de peregrinaje para los reclutadoresde los fundamentalistas de Al Shabab.Por 400 dólares y la promesa de un nuevo futuro, en los últimos meses las milicias islamistas habrían captado a decenas de nuevos guerrilleros para su campaña de terror.Y con varios miles apiñados a sus puertas, clientela no les falta.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
Los antecedentes de la Formula 1 en 1908
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.