Toledo

Toledo

Noche lírica de altura en el festival de música de Quintanar

Compartir

José Manuel Montero, Cecilia Lavilla y Juan Antonio Álvarez deleitaron al público

Día 11/07/2011
Noche lírica de altura en el festival de música de Quintanar
ABC 
José Manuel Montero, Cecilia Lavilla y Juan Antonio Parejo

TOLEDO

Todas las personas que siguen el Festival Internacional de Música de La Mancha en Quintanar de la Orden —que este año cumple su mayoría de edad— saben que uno de los momentos especiales del mismo es el ya tradicional recital lírico.

Hay que dejar patente que en la población toledana de Quintanar de la Orden y comarca se ha labrado, con el paso de los años, un importante conocimiento de ese mundo, que en el caso de la zarzuela es realmente sorprendente.

Todas las ediciones han contado con auténticos entendidos en la materia, personas de la calle que han crecido bajo los sones de la lírica nacional y que serían capaces de presidir una mesa redonda sobre el tema. Siento envidia y admiración, aunque si fuera cantante, sufriría auténtico nerviosismo por tener ante mí a un público tan especializado.

La cita de 2011 tuvo como protagonistas a dos cantantes de altura y un pianista acompañante de los que saben hacer, con oficio y conocimiento de causa. El tenor toledano, de Noblejas, José Manuel Montero, la soprano Cecilia Lavilla Berganza y el pianista Juan Antonio Álvarez Parejo abordaron un repertorio totalmente patrio, que comenzó con tres ejemplos de canción española del siglo XX y que viajó a la zarzuela de los siglos XIX y XX en la segunda mitad del recital. No fue, por tanto, un concierto monocorde.

La primera parte se movió alrededor del contraste entre la armonía sutil y coloreada de las canciones de Antón García Abril, la fusión de lo antiguo y lo nuevo de Fernando Obradors y las convencionales canciones sobre poemas de Federico García Lorca, compuestas por Miguel Ortega.

Grandes intérpretes

La interpretación fue creciendo tanto técnica como musicalmente una vez superada la sequedad acústica del quintanareño Centro Cívico «Príncipe de Asturias». Cecilia Lavilla, hija de la insigne mezzosoprano Teresa Berganza, explotó su penetrante registro agudo y esa musicalidad natural, sencilla y aprendida desde la cuna, que demuestra en todas sus intervenciones. Por su parte, José Manuel Montero, con una dicción clara y diáfana, moldeó su voz de un timbre especialmente bello, con vibrato contenido y poderosos agudos.

En la segunda parte, con un público entregado y que conocía cada una de las piezas, mostraron toda la «química» en la escena. La dramatización ayudó en un repertorio que fue moldeado a placer, con la picardía y gracia necesarias. Después de un recorrido por los maestros Moreno Torroba, Chueca y Valverde, Guerrero, Barbieri, Giménez, Serrano y Sorozábal, nos regalaron el dúo del Gato Montés, como propina, para redondear una noche lirica de altura, de esas que dejan claro que la inversión cultural es la más rentable de todas las inversiones.

En definitiva, una noche en la que arte, trabajo, tradición y pasión se fusionaron para hacer que todos los asistentes disfrutaron de la lírica nacional.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.