Gente

Gente

Nacida para comunicar

Jorge Javier Vázquez insultó gravemente a Aída Nízar por haber revelado confidencias a Rosa Benito sobre su cuñado, José Ortega Cano

Día 09/07/2011

Compartir

Aquí estoy para que me dilapides», dijo Aída Nízar. Y Jorge Javier: «Para que te lapide». Pero ya lo había hecho. Lo que Aída ha dilapidado es la enésima oportunidad televisiva que se le da no se sabe por qué. La vallisoletana había ido desde el principio a «Supervivientes», salió del concurso/reality/corral de comedias y la organización la devolvió (la regurgitó) «de castigo» a los demás. Regresó sabiendo lo que le había pasado a Ortega Cano y siendo advertida de no dar información (Rosa Benito no sabe nada).

Y como el castigo le tocó a «Venenito», ambas tuvieron tiempo de hablar. Al sol, la morena preguntó a la rubia (que parece rubia) qué pasaría con los hijos de Ortega Cano si él faltara o por el lugar donde le gustaría al torero ser enterrado. Por hablar de algo, vaya. La reacción de Jorge Javier Vázquez pasó por apelar al orden moral tan caro a nuestra tele (?) y preguntarse cómo se puede ser tan mala persona. Después de utilizar «asco, bochorno, vergüenza, consternación». Aída decía que ella no era mala persona. Y Jorge Javier le soltó que en realidad habría utilizado un término «que empieza con hache y termina con puta». Momento en que saltó la atrabiliaria madre de la muchacha como una hidra provocando que Jorge Javier se revolviera y le replicara que sí, que si estuviera en la playa la habría llamado hija de puta. Porque la madre de su hija no será lo que el insulto dice pero tanto miedo y fatiga dan una como la otra.

Entre Aída y Jorge Javier están Magnolia, la productora, y la cadena. Un abismo, dos saltos. Y ya decía Lloyd George lo arriesgado que es intentar atravesar un abismo en dos saltos. El responsable de elegir a Aída para el casting inicial y de haberla vuelto a mandar es el culpable de lo que pasó en la gala del jueves. Aída es como el escorpión de la fábula que pica a la rana que le está cruzando el río. No puede dejar de ser quien es. Aunque trate de hacerlo, pregone su bondad y se convierta en negacionista de sí misma, de su grandilocuente y lerda mismidad. Además, si se fue diciendo lo de siempre: «He nacido para comunicar», ¿qué esperaban que hiciera? Jorge Javier Vázquez tendría que haber sido Job para no reaccionar así frente a esas tóxicas señoras obsesionadas con la audiencia. Pero habría sido lo deseable.

Otra cosa es preguntarse, si tanto ha contravenido Aída las normas, por qué no le comunicaron su expulsión (con traslado a la Guayana). Pero nos habríamos perdido el numerazo. Sobre todo el del estilismo de telenovela. No se puede una poner tan digna con ese biquini, esa cinta, esos collares, esa barriga floja. No se puede dilapidar la maldad con esa pinta. Hay que aprender de Joan Crawford.

POR ROSA BELMONTE

MADRID

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
El Corazón
«¡Hola!»
«¡Hola!»
«Lecturas»
«Lecturas»
«Diez Minutos»
«Diez Minutos»
«mujerhoy»
«mujerhoy»
«XLSemanal»
«XLSemanal»
«Corazón Tve»
«Corazón Tve»
Estilo Real
La Reina en Miami
La Reina en Miami
La Reina ha estrenado un abrigo de Hugo Boss. Desde Burberry hasta Saint Laurent, no hay marca que se haya privado de presentar su propia versión

Sigue ABC.es en...

Alerta Rosa
ABC.es La actualidad del mundo del corazón, cada semana, de la mano de Beatriz Cortázar

Hoy en TV

Programación Televisión

Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.