Aragón

Aragón / FUERZAS ARMADAS

Academia de Logística de Calatayud: diez años en el corazón del Ejército

El centro, que sustituyó al antiguo IPE, forma cada año a más de 2.000 especialistas de tropa, oficiales y suboficiales

Día 27/06/2011 - 09.59h

Especialistas en mantenimiento de aeronaves, de armamento y material, de telecomunicaciones, de automoción, de hostelería, de organización logística aplicada a las Fuerzas Armadas... Es de lo que nutre cada año la Academia de Logística de Calatayud (ACLOG) a las distintas unidades del Ejército de Tierra repartidas por España y, por tanto, también a las que desempeñan misiones internacionales bajo mandato de Naciones Unidas o desplegadas por la OTAN. Cruzar el acceso de este acuartelamiento —inaugurado en 1926 como cuartel de Artillería y dedicado desde 1975 a la formación militar, primero como Instituto Politécnico y ahora como Academia de Logística— es adentrarse en unas instalaciones innovadoras, modernas, de primer nivel educativo y llenas de dinamismo.

La ACLOG cumple ahora sus diez años de funcionamiento efectivo, fruto de la decisión que se tomó en su día de elevar al rango de academia militar las especialidades del mundo de la logística que hasta entonces se impartían en los institutos politécnicos del Ejército y en la Escuela de Logística.

Por el acuartelamiento bilbilitano pasan cada año más de 2.000 alumnos, entre oficiales, suboficiales y tropa. Imparte 51 cursos y 79 planes de estudios, repartidos en cuatro bloques: enseñanza militar de formación; enseñanza de perfeccionamiento para la Agrupación de Especialidades Técnicas; enseñanza de perfeccionamiento en el ámbito de la logística; y enseñanza de perfeccionamiento en el ámbito de la información y la comunicación.

En el curso 2009-2010 se formaron en la ACLOG 2.219 militares, una cifra muy similar a la del curso que ahora toca a su fin. El acuartelamiento cuenta con una organización milimétrica para atender el tremendo movimiento de militares que pasan por él para formarse a lo largo de cada curso, y unas instalaciones que impresionan por su capacidad operativa y su funcionalidad.

La plantilla de la Academia de Logística ronda las 400 personas, de los que alrededor de 60 es personal civil y el resto militares de diversa graduación del Ejército de Tierra, al mando de un general de brigada que dirige el acuartelamiento. El cuadro de profesores lo conforman tanto militares como docentes civiles contratados para impartir diversas especialidades.

Entre los alumnos que anualmente pasan por sus aulas y talleres la práctica totalidad son del Ejército de Tierra, pero también hay algunos procedentes de la Armada, del Ejército del Aire e incluso de ejércitos de otros países, frutos de acuerdos de cooperación transnacional.

Los cursos que se imparten son de diversa duración. Los hay de seis meses, de nueve, de un año y medio... Depende de las características de cada uno. En el grupo de perfeccionamiento, destacan el Curso Superior de Logística y el Curso Superior de Recursos Humanos, ambos dirigidos a oficiales. La oferta formativa es muy amplia y abarca a todas las escalas. De la ACLOG salen los suboficiales especialistas (sargentos) y la tropa especialista que luego desempeña su labor en las distintas unidades. «El tronco común de todos los cursos es la logística», explica a ABC el director de la Academia, el general de brigada Gonzalo Sánchez Urbón.

Todo está organizado a la perfección: aulas, residencia para quienes desean alojarse en el acuartelamiento durante su formación —tiene capacidad para alojar a unos 1.400 alumnos en régimen de internado—, comedores de gran capacidad organizados por turnos; talleres innovadores para impartir las clases prácticas en especialidades como automoción, vehículos blindados o helicópteros... Todo ello en un gran acuartelamiento que ocupa una superficie de 227.700 metros cuadrados con una media de 54 aulas utilizadas simultáneamente a diario. La cifra de alumnos varía a lo largo del año, dependiendo del número de cursos que se están impartiendo en cada momento. Los momentos de mayor actividad se dan precisamente en los últimos meses del curso, en los que se llega a superar la cifra de 1.200 alumnos. Las instalaciones cuentan con 71 aulas para la docencia, 19 aulas multimedia, seis salas de exámenes, cuatro laboratorios de idiomas, doce talleres y 24 laboratorios científico-técnicos. La intensa actividad del acuartelamiento hace que allí mismo se ponga a prueba la capacidad organizativa y logística. Por ejemplo, en sus cocinas, capaces de alimentar a diario hasta a 1.800 personas.

Enseñanzas muy variadas

Por este centro, como se ha indicado, pasan como alumnos tanto oficiales como suboficiales y tropa. Todos ellos siguen aquí cursos de formación o de perfeccionamiento que les habilita como técnicos del Ejército de Tierra en diversas especialidades. En el caso de la enseñanza militar de formación de la escala de suboficiales, en el cuartel bilbilitano se preparan los caballeros-alumnos y damas-alumnos que, tras haber superado las pruebas en la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn (Lérida), se incorporan a la ACLOG. Junto a ellos reciben aquí clases con los caballeros sargentos alumnos que acabaron con éxito los planes de estudios impartidos en esta Academia el curso anterior.

Titulación civil y militar

Durante este último año académico se han formado en la ACLOG bilbilitana 154 caballeros y damas sargentos alumnos de segundo año y 180 caballeros y damas alumnos de primer año, distribuidos en ocho especialidades distintas: Instalaciones, Eelctricidad, Automoción, Mantenimiento de Aeronaves, Mantenimiento de Armamento y Material, Telecomunicaciones, Electrónica e Informática. Desde el próximo curso que comenzará en septiembre, los suboficiales que obtienen estas titulaciones se convierten al mismo tiempo en técnicos superiores de Formación Profesional, exactamente igual que si hubieran cursado estas especialidades en un centro civil.

Además, la ACLOG recibe anualmente alumnos de tropa que se incorporan a las Fuerzas Armadas y otros que, siendo ya soldados, proceden de especialidades operativas —Infantería, Caballería, Artillería, Ingenieros y Transmisiones— y, tras superar un curso escolar completo en este centro, cambian a la especialidad técnica que han cursado. Durante el año académico que ahora acaba se han formado en esta Academia un total de 457 alumnos de tropa de cambio de especialidad, distribuidos en once especialidades: Administración, Hostelería, Guarnicionería, Almacenes y Parques, Electricidad, Chapa y Soldadura, Mantenimiento de vehículos, Mantenimiento de Aeronaves, Mantenimiento de Armamento y Material, Mantenimiento de Telecomunicaciones y Mantenimiento de Electrónica.

Y todo esto es solo una parte de la formación que se imparte en la ACLOG y que abarca también a oficiales.

Policía Militar

Además, la Academia de Calatayud es la responsable de formar a la Policía militar del Ejército de Tierra, siguiendo los parámetros marcados por la OTAN. Entre otros, en el acuartelamiento bilbilitano se imparten los cursos avanzados de Policía Militar para oficiales y suboficiales, los cursos avanzados de Policía Militar para tropa, y los cursos de especialistas en protección de autoridades.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.