España

España

San Gil declara que no recuerda la cara del etarra que disparó a Gregorio Ordóñez

Compartir

La ex dirigente del PP vasco comparece como testigo en el juicio por la muerte del concejal donostiarra

Día 18/05/2011 - 15.29h

La ex-presidenta del PP en el País Vasco, María San Gil, ha asegurado hoy en la Audiencia Nacional que no es "capaz" de recordar la cara del etarra que disparó al concejal de su partido en San Sebastián Gregorio Ordóñez cuando se encontraban comiendo en un restaurante el 23 de enero de 1995.

La Audiencia Nacional ha juzgado hoy al etarra Juan Ramón Carasatorre Aldaz por el asesinato en 1995 del concejal Gregorio Ordóñez, para quien el fiscal ha pedido hoy 30 años de prisión, por el que ya fueron condenados Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote" y Valentín Lasarte Oliden.

Carasatorre ha señalado al inicio del juicio que no iba a responder ni al fiscal ni a las acusaciones que ejercen la viuda, el Ayuntamiento de San Sebastián y la AVT, ni tampoco a su propia defensa, que ha solicitado su absolución.

Durante su declaración como testigo, San Gil ha recordado que tras sentarse en una mesa en el restaurante "La Cepa" junto a otras dos personas "entró alguien y le puso una pistola en la nuca y al segundo se le desfiguró la cara de Gregorio y cayó al suelo. Y yo me marché. Salí corriendo detrás de la persona que empuñaba el arma" hasta que se dio cuenta de que no era "muy prudente".

La ex presidenta del PP ha explicado: "siempre pienso que, instintivamente, seguro que le vi la cara porque si ves una pistola lo lógico es mirar para arriba, pero no soy capaz de acordarme de la cara de la persona que empuñaba el arma. Vi la mano, vi la pistola y la cara la tuve que ver", ha indicado.

«Txapote»

Enrique Villar, que también acompañaba ese día a Ordóñez en el restaurante, ha asegurado que tampoco vio al terrorista que disparó. En la vista ha testificado también el ex dirigente etarra Francisco Javier García Gaztelu "Txapote", quien ha reconocido su pertenencia a ETA y que conocía a Lasarte y Carasatorre de la banda, aunque no ha recordado si formaba parte del comando Donosti ni nada relacionado con el atentado contra Ordóñez.

Por su parte, Lasarte ha reconocido ante el tribunal su participación en el atentado en labores de seguimiento y vigilancia, aunque ha insistido en que no recordaba datos concretos sobre el asesinato ni sobre si Carasatorre tomó parte en él, lo que sí admitió en su declaración policial.

En su informe final, el fiscal y las acusaciones han considerado plenamente acreditada la participación del acusado en el asesinato de Ordóñez. El fiscal, que acusa a Carasatorre de un delito de asesinato, ha pedido también que se le prohíba volver a San Sebastián y al lugar de residencia de la familia de la víctima durante cinco años a partir de que alcance cualquier modalidad de libertad.

Antes de que se iniciara la vista oral, han acudido a la sede de la Audiencia Nacional varios cargos del PP para apoyar a la viuda del concejal, Ana Iríbar, y a la hermana, Consuelo Ordóñez. Entre ellos, han asistido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el vicepresidente, Ignacio González; el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, la concejal del Ayuntamiento de Madrid Ana Botella y la diputada Cayetana San Gil.

Condenados a 19 años y 4 meses «Txapote» y Carasatorre

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.