Libros

Libros

El trabajo terminado

Álvaro del Castaño corona su primera novela, «Cipreses bajo la luna», compaginando la escritura con un trabajo, una familia, una vida «normal»

Día 13/05/2011 - 13.12h

Dice la solapa de «Cipreses bajo la lluvia», la primera novela de Álvaro del Castaño, que nunca quiso escribir una novela. Sin embargo, este madrileño de 43 años, licenciado en Ciencias Empresariales, casado y con tres hijos, lo ha hecho: ha sacado la cabeza del banco de inversión en el que trabaja para zambullirse en el mundo de la literatura: un debut con el que purgar necesidades, saldar cuentas y, sobre todo, contar historias.

–¿Por qué una novela y por qué esta, precisamente?

–La primera sorpresa se la llevaron los compañeros de profesión, los de mi entorno. Para mí, esta primera novela nace de la necesidad de terminar un trabajo. Tengo más cosas escritas, pero a la mitad, y me hacía falta salir de esa «zona de confort» para conseguirlo.

–Así y todo, ha elegido un registro literario bastante descriptivo y, por qué no, narrativamente elaborado. ¿Por qué una apuesta tan fuerte para alguien que incursiona en la novela desde otra profesión y de manera puntual?

–Creo que soy muy observador, y me gusta reflexionar sobre las costumbres. Es el incio de un proyecto que, espero, me permita escribir más novelas.

El trabajo terminado
ABC 
Cubierta de la novel

–¿O sea que no es una incursión tan puntual, quizás se convierta en escritor?

–No, no. Semiprofesional, diría yo. Poder terminar alguno de los otros libros que tengo empezados, quizás una segunda parte para este...

–Es de suponer que, tratándose de un debut, el proceso también le ha llevado por derroteros que no eran los que esperaba. ¿Cuál fue el punto de partida?

–El cuadro que aparece en la portada, y en torno al cual gira la historia, se encuentra en mi casa desde hace mucho tiempo. En una ocasión, mi padre y yo nos sentamos a imaginar de dónde provendría aquel caballero chino, a qué se dedicaría, quién era. Y a partir de ahí...

–Pero antes ha hablado de abandonar la «zona de confort» y de un registro literario en el que se sentía cómodo. Parece que la vocación de la novela no es únicamente contar una historia. ¿Qué hay de Álvaro del Castaño detrás?

–Efectivamente, necesitaba purgar una pena muy profunda, y un sentimiento de falta. Fue el fallecimiento de mi hijo pequeño recién nacido. «Cipreses bajo la lluvia» empezó siendo una novela triste, pero poco a poco, con una escritura muy extendida en el tiempo, fui regenerando la idea y creo que ha salido un texto, más bien, divertido y, por qué no, bien armado.

–¿Por dónde empieza un escritor como usted? ¿Qué cara se le va a quedar a sus compañeros cuando vean que anda concediendo entrevistas?

–Ante todo, uno debe romper dos tabúes: superar lo que piensa de sí mismo, y lo que piensan los demás. En segundo lugar, hace falta mucho trabajo: solo un pequeño puñado de genios escriben desde la inspiración. Todos los demás, somos obreros.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
El museo amplía y flexibiliza las condiciones de acceso y adquisición de entradas, tanto para visitantes individuales como en grupo

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...

Not Found


HTTP Error 404. The requested resource is not found.

Hoy en TV

Programación Televisión

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.