Internacional

Internacional

«No habrá fotos de Osama muerto»

Obama zanja la lucha entre partidarios y detractores de la exhibición

Día 05/05/2011
reuters

Le ha costado, pero ha acabado tomando una decisión: Barack Obama ha resuelto que no verán la luz pública las fotos de Bin Laden muerto. Finaliza así, por lo menos de momento, una batalla campal en la Casa Blanca, en el Congreso y en la CIA. Bin Laden no da paz a Estados Unidos ni en pintura.

Al frente de los que pedían sacar la foto destaca el director de la CIA, Leo Panetta. Su argumento era que así se callaría la boca de todos aquellos que todavía dudaban de que Bin Laden estuviera muerto. A nadie se le escapaba que a Panetta le preocupaba tanto la transparencia porque le interesaba mucho apuntarse este tanto inequívoco justo antes de dejar de dirigir la central norteamericana de inteligencia. En julio le sustituirá el general David Petraeus.

Claro que para lo que Panetta era un tema técnico, para la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y hasta para el secretario de Defensa, Robert Gates, tenía connotaciones políticas y militares. No es que Clinton y Gates tiendan a estar de acuerdo en todo. Más bien tienden a no estarlo en nada. Pero en este caso coincidían en temer, ella, que la divulgación de imaginería «espanto» de Bin Laden (se habla hasta de masa cerebral chorreándole de la herida de bala por debajo del ojo izquierdo) tuviese un impacto diplomático muy negativo cuando EE.UU. estrena nuevas alianzas en el mundo árabe; y él, que la exhibición del líder de Al Qaida como un trofeo cobrado por las tropas expusiera a estas a represalias, o pusiera en peligro la tenaz labor de complicidades antiinsurgencia desarrollada por el general Petraeus en Afganistán.

También había «resistencia» a hacer pública la foto entre los miembros del comité de Inteligencia del Congreso, y hasta se oponían héroes de guerra como el ex candidato presidencial John McCain. A favor rugían los medios de comunicación —por razones obvias—, varios senadores republicanos, y, curiosamente, uno de los dos musulmanes que tienen escaño en el Congreso, el demócrata por Indiana André Carson. Claro que, al final, sí que aparecieron fotografías de otras víctimas del asalto al escondite de Osama. De lo más truculentas, por cierto.

Obama ha puesto punto final al debate, y lo anunció en una entrevista para el programa 60 Minutos de la CBS que se emitirá este domingo. En esta entrevista, el presidente de Estados Unidos constata que «los riesgos de mostrar la foto superan a los beneficios». Obama ha acabado «comprando» el argumento de que los seguidores de las teorías de la conspiración siempre van a dar por hecho que cualquier foto está retocada y en cambio su exhibición puede «inflamar» los ánimos y la opinión en Oriente Medio, una región donde Washington se juega mucho, especialmente ahora.

«Imaginemos cómo reaccionaría la gente en América si Al Qaida matara a uno de nuestros líderes militares y colgara fotos de su cadáver en Internet», preguntó Obama a la audiencia, para concluir solemnemente que «Osama Bin Laden no es un trofeo, está muerto y ahora en lo que debemos concentrarnos es en proseguir la lucha hasta que Al Qaida haya sido eliminada».

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografias antiguas de ABC
Compitiendo por ser la mejor ama de casa de Francia
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.