Columnas

Columnas / HORIZONTE

Obama, el del «Tea Party»

Barack Obama empieza a aceptar políticas promovidas por el denostado «Tea Party» y a jalearlas

Día 13/04/2011

No sólo ha descubierto las ventajas de Guantánamo, es que ahora Barack Obama empieza a aceptar políticas promovidas por el denostado «Tea Party» y a jalearlas. La semana pasada, minutos antes de que el Gobierno Federal tuviera que cerrar por falta de fondos públicos para pagar su funcionamiento, Obama alcanzó acuerdos respecto a gastos y recortes de impuestos con los que ha repudiado buena parte del programa económico con el que llegó a la Presidencia. Hasta ahí puede decirse que estas cosas pasan cuando el poder convierte a quienes lo disfrutan en seres más pragmáticos. Lo que no es tan frecuente que que quien protagoniza esa evolución —en este caso Obama— lance diatribas contra el recorte del gasto público o el recorte de impuestos hasta un minuto antes de alcanzar un acuerdo sobre exactamente eso con los republicanos inspirados por el «Tea Party». Y que a partir de ese preciso instante cambie radicalmente su discurso y pase a jalear los recortes. El acuerdo de la semana pasada implementa el mayor recorte jamás ejecutado en un año. Cuando hace dos meses Obama presentó el presupuesto del próximo año proponía más gasto en sus prioridades favoritas —sin ningún recorte. El debate promovido por el «Tea Party» ha llevado ahora a que la discusión esté en cuánto recorte del gasto se va a hacer y en qué áreas.

El pasado viernes se dio un gran cambio y el movimiento político libertario conocido como el «Tea Party» se apuntó una gran victoria. Impusieron al presidente Obama unos recortes presupuestarios que él mismo tuvo que acabar jaleando, justo en el momento en que se anunciaba su campaña a la reelección en 2012. A ver si no nos hemos enterado y al final va a ser él el candidato del «Tea Party»...

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.