Economía

Economía

Bruselas exige a Lisboa un tijeretazo superior al que derribó a Sócrates

Salgado cifra en 5.000 millones la aportación de España al rescate luso, que ascenderá a 80.000 millones y comenzará a transferirse en junio

Día 09/04/2011

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional darán el visto bueno definitivo a mediados de mayo a un préstamo a Portugal de alrededor de 80.000 millones de euros para que pueda hacer frente a sus actuales dificultades financieras, según anunció ayer el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, al término de la reunión del Eurogrupo que se celebró en Budapest con motivo de la presidencia húngara de la UE.

Como contrapartida a esta ayuda, que Portugal pidió oficialmente el jueves por la noche, los prestatarios exigen a las autoridades lusas un drástico plan que incluirá un ajuste fiscal para recuperar la sostenibilidad de las cuentas públicas, reformas para aumentar la competitividad de la economía que pasan por suprimir las actuales rigideces del mercado laboral y de algunos sectores productivos, un amplio y ambicioso plan de privatizaciones y medidas para mantener la liquidez y la solvencia del sector financiero, que ha sido uno de los responsables de que se haya acelerado la petición del rescate por parte del Gobierno luso.

La clave más repetida en los mensajes que dieron la mayoría de las autoridades económicas europeas ayer en Budapest es que, para que se materialice la llegada del préstamo al país luso, tiene que haber un acuerdo de la mayoría de las fuerzas políticas del país, de tal modo que el Gobierno que salga de las urnas el día 5 de junio asuma lo que se pacte ahora.

Un ajuste más severo

El presidente del regulador europeo, Jean Claude Trichet, aseguró que ahora se inicia un proceso de discusiones entre la CE, el BCE y el FMI con las autoridades lusas para pactar un plan de ajuste fiscal «que será esencial para que Portugal eleve su crecimiento potencial, corrija los desequilibrios y, al tiempo, se asegure la estabilidad financiera de la Eurozona».

Sobre el sector bancario, y ante los rumores de que podría acabar recibiendo una parte del dinero que llegue a Portugal, Trichet aseguró que aún es muy prematuro asegurar nada en este sentido ya que la negociación acaba de empezar, aunque el comisario Rehn no lo descartó y aseguró que «el plan contendrá medidas específicas para la estabilidad financiera, de modo que se mantenga la liquidez y la solvencia del sector».

En cuanto al plan de ajuste, el punto de partida, según explicó el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, es la propuesta que realizó el primer ministro portugués en funciones, José Sócrates, a los líderes europeos en la pasada cumbre del 11 de marzo, y que ya incluía subidas de impuestos y recortes de gastos. Una propuesta que luego fue rechazada por la oposición en el Parlamento luso y provocó la dimisión de Sócrates y la consiguiente convocatoria de elecciones anticipadas. La oferta de marzo era reducir el déficit público del 8,3% al que cerró en 2010 —frente al 7,3% previsto inicialmente— al 4,6% este año, al 3% en 2012 y al 2% en 2013.

Calendario del rescate

Los tiempos que se manejan en los medios europeos es que ahora habrá un par de semanas de negociaciones en Lisboa y, una vez que se logre el acuerdo, éste se someterá a la próxima reunión de ministros de Economía del Eurogrupo y el Ecofin, prevista para el día 16 de mayo en Bruselas.

Una vez que se apruebe a nivel político la ayuda a Portugal, según explicó ayer el director ejecutivo del Fondo Europeo de Estabilización Financiera, Klaus Regling, el fondo emitirá bonos para captar en el mercado el importe que se decida para el primer plazo del préstamo, trámite que podría durar unos 10 días.

Con este calendario por delante, el comisario Olli Rehn explicó que cree que Portugal podrá hacer frente a las amortizaciones de deuda pública que tiene previstas para los meses de abril y mayo, que se elevan a 4.500 millones de euros, de tal modo que para junio, cuando tiene que hacer frente a 4.900 millones, ya habría recibido el primer plazo del dinero europeo.

Por parte española, la ministra de Economía, Elena Salgado, cifró en 5.000 millones la aportación al rescate portugués, «que se hará mediante garantías y no requerirá nuevas emisiones de deuda aunque sí la autorización del Parlamento».

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.