Ciencia

Ciencia

Soldados romanos de hace 2.000 años, las primeras víctimas de las armas químicas

Aunque el uso de sustancias tóxicas está documentado con anterioridad, nunca antes se habían encontrado vestigios de los muertos

Día 08/03/2011 - 16.56h

Compartir

Hace casi 2.000 años, 19 soldados romanos se apiñaban en un túnel estrecho excavado bajo tierra, dispuestos a defender la ciudad romana de Dura-Europos, situada en la actual Siria, del asedio de un ejército persa que intentaba derribar sus fuertes muros. Los romanos estaban preparados para una lucha cuerpo a cuerpo, pero en vez de otros soldados como ellos les esperaba un enemigo que no podían atravesar con sus espadas. De repente, un intenso humo negro invadió la galería y se coló por sus pulmones. Murieron en poco tiempo. Cerca, un militar persa, quizás quien inició el humo tóxico, sufría la misma agonía. Los científicos creen que los griegos ya gaseaban a sus adversarios, pero estos veinte hombres pueden ser las primeras víctimas de las armas químicas de las que se conservan restos en la terrible historia bélica de la humanidad, según una investigación publicada en el American Journal of Archaeology.

Soldados romanos de hace 2.000 años, las primeras víctimas de las armas químicas
A. Journal of Archaeology
El túnel de Dura-Europos

En el año 250, el Imperio persa sasánida intentaba tomar la ciudad de Dura-Europos, entonces una base militar romana fortificada con muros de varios metros de espesor. Los persas hicieron un túnel por debajo de las paredes para hacerlos caer y los defensores romanos cavaron su propio túnel para intentar encontrarse cara a cara con sus enemigos e interceptarlos. El arqueólogo francés Robert du Mesnil du Buisson excavó la zona en los años 30 y encontró 19 cuerpos apilados de soldados romanos y el de un persa. El investigador creyó que habían muerto en un combate cuerpo a cuerpo. También encontró cristales de azufre y betún, lo que sugiere que los persas habían hecho un fuego.

Sin embargo, un grupo de arqueólogos no está de acuerdo con esta explicación. Simon James, historiador de la Universidad de Leicester (Inglaterra), explica a LiveScience que los túneles eran demasiado estrechos como para que los soldados pudieran luchar en ellos y la posición de sus cuerpos no indica que fueran quemados vivos. Debía de haber otra explicación.

Ácido en los pulmones

La guerra química ya se conocía en el tiempo de los persas, incluso los griegos la utilizaron contra los romanos en el año 189 a.C., así que no es extraño que se empleara en Dura-Europos. Los persas encendieron deliberadamente un gran fuego en el túnel al que arrojaron azufre y alquitrán.Los romanos se asfixiaron con el gas, convertido en ácido sulfúrico en sus pulmones. James incluso cree que, después, sus cuerpos fueron arrastrados por los persas y apilados en un montón. Ni siquiera tuvieron tiempo para saquear los cadáveres. Las monedas, armas y armaduras quedaron intactas.

Los investigadores creen que este descubrimiento, además de cambiar lo que sabíamos de este capítulo de la historia, demuestra las sofisticadas capacidades bélicas de los persas.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Los espíritus del más allá existen, pero están en nuestro cerebro. Y ahora los neurocientíficos saben cómo traerlos a este mundo
José Manuel Nieves Encuentra aquí todos los vídeos del blog que te explica las noticias científicas
    Retos que ponen a prueba nuestra capacidad para el pensamiento lateral
    Lo último...
    Últimos vídeos

    El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

    Prueba los nuevos juegos web

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.