Medios y Redes

Medios y Redes / resumen de la blogosfera

Las diez amenazas caseras que pueden matar a tu perro

Una recopilación de productos de la vida cotidiana que ponen en grave riesgo la salud de nuestras mascotas

Día 28/02/2011 - 11.10h
En nuestro repaso diario a los contenidos más singulares del mundo de los blogs, este lunes rescatamos una anotación de la bitácora «Deperros.org», con algunos de los objetos más comunes de la vida cotidiana, que aunque no lo parezcan, ponen en grave riesgo la salud de nuestras mascotas. Así que mucho cuidado:

1. Chocolate. Aunque resulta un manjar para la mayoría de los humanos, se trata de un auténtico veneno para los perros, sobre todo, si se trata de chocolate negro. Este alimento contiene altas dosis de una sustancia tóxica llamada teobromida que los canes son incapaces de eliminar con facilidad. Tan solo seis gramos de chocolate por kilo de peso de nuestras mascotas, son suficientes para provocarles diarreas, temblores, espasmos, problemas respiratorios y cardiacos que desemboquen en la muerte.

2. Paracetamol. En alguna ocasión hemos visto como algún amigo o familiar ha suministrado a su mascota un medicamento típico de humanos. Eso es muy peligroso porque los animales en general, y los perros en particular, no asimilan ni responden igual a la ingestión de estas sustancias. En concreto, el paracetamol daña el hígado y los glóbulos rojos de los perros, y un par de pastillas, son suficientes para provocar la muerte.

3. Productos de limpieza: Desinfectantes. La nocividad que produce la ingestión de estos productos en seres humanos hace que en este caso sí que seamos más conscientes del posible daño que pueden causar en un perro. En cualquier caso, hay que tener cuidado porque nuestras mascotas suelen ser muy curiosas y si ingieren productos como lejía o amoniaco (álcalis), tendrán irritaciones y quemaduras en las mucosas del tracto digestivo: boca, esófago, estómago, intestino y colon produciendo daños que con toda seguridad, serán fatales. Los síntomas que delantan el envenenamiento son irritación de la mucosa oral, dolor en el tórax, convulsiones, babeo, falta de apetito y aletargamiento.

4. Bolitas de naftalina. Estas pastillitas utilizadas para combatir las polillas o para acelerar la combustión en una hoguera son un enemigo natural de nuestro perro que al comer una, puede susfrir daños en el hígado y el sistema nervioso central. Sus síntomas incluyen vómitos y convulsiones.

5. Productos de limpieza. Detergentes y suavizantes. Los productos de limpieza en general son muy nocivos para los perros. Cualquier síntoma de hipersalivación (babeo), letargo, vómitos... es suficiente para acudir urgentemente a un veterinario. Si además la cosa empeora con quemaduras en la boca, convulsiones, shock y coma, muy probablemente sea porque tu perro se haya intoxicado con algún tipo de detergente. Es fundamental mantenerlo fuera de su alcance.

6. Ácido bórico. El ácido bórico puede producir envenenamiento en un perro, ocasionándole vómitos, babeo, convulsiones y coma. Por eso resulta fundamental poner fuera de su alcance algunas sustancias que lo contienen y que habitualmente pueden estar en una casa como, los enjuagues bucales, los líquidos para las lentillas o las soluciones para limpiar dentaduras postizas.

7. Anticongelantes. A los perros les atrae enormemente los anticongelantes por su agradable olor. Sin embargo, su ingestión es una de las mayores causas de mascota cada año. El componente venenoso es el etilen glicol que afecta a la función renal.

8. Blanqueadores de ropa. Una vez más, producto de limpieza es sinónimo de peligro extremo para nuestro perro. En este caso, los blanqueadores de ropa como la lavandina y los compuestos que tienen cloro resultan muy tóxicos y producen vómitos, babeo y dolor abdominal.

9. Semillas de frutas. Aunque los perros son omnívoros, algunas semillas de frutas, además de poder provocarles un ahogamiento (por su tamaño), también sos venenosas, entre ellas, el durazno y el damasco. No dejes que tu mascota se tome un hueso o semilla de fruta.

10. Plantas ornamentales. Por último, aunque alguna vez habrás visto comer a un perro algún vegetal -que puede ayudar a mejorar su digestión- por lo general, no es bueno que estos animales coman plantas. Especialmente perjudiciales son algunas de adorno que suelen estar en jardines como tomate, espinaca, azalea, azafrán de otoño, aguacate (hojas), adelfa, actea, dulcamara, belladona, dedalera, cicuta, cicuta acuática, tejo, ricino y lirio de los valles.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Prueba los nuevos juegos web

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.