Economía

Economía

Un sistema sanitario atrapado en el pasado

El número de visitas al médico por habitante en nuestro país es el más alto de la UE de los Quince

Día 13/02/2011 - 11.32h
Existe una percepción generalizada de que el sistema sanitario español, al ser gratuito, favorece el abuso por parte de la población. Sea como fuere, la realidad es que la sanidad en nuestro país arrastra un déficit que ronda los 15.000 millones de euros a finales del año pasado. En 2010, el gasto sanitario global en España representó el 8,5% del PIB (93.000 millones de euros), siendo un 30% de gasto sanitario privado y un 70% de gasto publico. Más datos, ahora en comparación con nuestros vecinos europeos. El número de visitas al médico por habitante en nuestro país es el más alto de la UE de los Quince. Cada habitante visita al médico, como promedio, nueve veces al año, cuando en la UE-15 está alrededor de cinco veces.

Con estas cifras, se han concentrado muchos esfuerzos en buscar soluciones y medidas que rebajen el alto déficit del sector. El copago o tique moderador, son un claro ejemplo: que los usuarios paguen una cantidad simbólica por ir al médico o al hospital, o que participen en gastos como la comida que se les da cuando están ingresados. Medidas que ya han sido instauradas en otros países como Francia, donde los pacientes pagan un euro cada vez que acuden a la consulta, el especialista o se hacen alguna prueba.

De vuelta a nuestro país, el esquema público consta de atención primaria —médico generalista— y de especialistas. No son pocos los analistas que consideran que este planteamiento, tal y como lo conocemos hoy, es un esquema propio del siglo XX muy centrado en altos niveles de hospitalización y que no responde a la gestión eficiente de la demanda actual. Según Javier San Miguel, director del Área de Sanidad y Servicios Sociales de KPMG en España «de la misma manera que en el siglo XIX el objetivo de los sistemas de salud eran las patologías infecciosas, y en el XX la atención de episodios agudos, en el siglo XXI, el reto es adaptar el sistema a la atención de enfermedades crónicas, donde el gasto es mucho mayor».

En nuestra sociedad cada vez hay un número mayor de pacientes crónicos —que tienen un proceso que no se cura— y requieren atención médica y sanitaria durante toda la vida. A ello se añade que estos pacientes crónicos —que cada vez viven más años— no tienen sólo una patología, sino varias, son pluripatológicos, por lo que consumen más recursos sanitarios aún. «De hecho —puntualiza Javier San Miguel—, el 70% del gasto sanitario está en atender pacientes crónicos».

Según un reciente estudio de KPMG, «El futuro global de la provisión y gestión de los cuidados sanitarios», todos los países del mundo, independientemente de la fase de desarrollo económico en la que se encuentren, creen que, en los próximos cinco años, los sistemas sanitarios evolucionarán hacia la integración de los servicios proporcionados por los médicos de cabecera —atención primaria— y los especialistas —atención especializada—.

Con esta integración se pretende mejorar la gestión de los pacientes en el sistema para aumentar la eficacia sanitaria. Esto supone que un profesional sanitario —de atención primaria— aumente sus competencias en relación a la gestión de patologías y pueda realizar un seguimiento más completo y se coordine mejor para el acceso al segundo nivel —especialistas—, con el objetivo de evitar despilfarros y masificación, puesto que los hospitales están saturados. «La cuestión es —apunta San Miguel—, que hay que reformar el sistema para que se adapte a las nuevas necesidades del paciente, y no que sea el paciente el que se adapte al sistema, como ocurre hasta ahora».

Para Javier San Miguel nuestro sistema es demasiado «hospitalocentrista» y se resta importancia a los casos de atención primaria. «La clave está en transformar el sistema para que se centre más en el perfil del paciente, que no es el mismo de hace 50 años. La falta de coordinación hace que los pacientes dupliquen pruebas, acudan en numerosas ocasiones a urgencias, se acumulen pacientes en las salas de espera de los médicos especialistas...».

Una de las conclusiones que KPMG recoge es que la mayoría de los participantes del estudio espera que los médicos de atención primaria coordinen los cuidados del paciente. En lo que respecta a su atención, casi el 75% espera que los médicos de atención primaria lideren la coordinación del servicio con los hospitales. Sin embargo, algunos participantes indican que ese modelo no puede funcionar a menos que se mejore la política de retribución para compensar a los médicos por el tiempo dedicado a los servicios adicionales.

«En el sistema sanitario español, centrado en los hospitales y en la concepción fundamental del servicio orientado a la resolución de casos agudos, es fundamental la redefinición estratégica del modelo, con la participación de profesionales y pacientes, con el establecimiento de objetivos claros y de incentivos al cambio —añade Javier San Miguel—. Además, para que la integración sea un éxito, es fundamental que los distintos agentes de la prestación sanitaria cuenten con objetivos alineados en materia de calidad y costes», concluye el director del Área de Sanidad y Servicios Sociales de KPMG.

Si se implantara este sistema de integración de los niveles sanitarios, en un plazo de cinco años se tendrían los resultados de las primeras experiencias pilotos que requieren de un consenso por parte de las comunidades autónomas. «Estudios de este modelo de gestión de cuidados en EE.UU. demuestran que el ahorro es de un 10% entre evitar urgencias, pruebas, consumo farmacológico...».

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
ENRIQUE SERBETO Los mercados de medio mundo tiemblan ante el temor de una tercera recesión
Motor

Los coches más interesantes que hemos visto esta semana

abc.es

Los «SUV» siguen estando de moda. Y también los modelos con estilo campero y los pequeños deportivos

Lo último...
Últimos vídeos

CC.OO y UGT piden ?prudencia?

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.