Deportes

Deportes

La batalla de todas las batallas

Casillas recibió un botellazo. Hubo petardos y bengalas en las gradas. Del Nido fomentó esta guerra

Día 27/01/2011
El presidente del Sevilla obtuvo lo que deseaba: una batalla. Le salió mal. Pero la refriega fue dura dentro y fuera del césped desde los prolegómenos del duelo. Si algunos sevillistas se vistieron con la camiseta del Barcelona para expresar que «el Madrid no tiene comparación con el mejor equipo del mundo», el portavoz de la megafonía calentó todavía más el ambiente al saludar a los «visitantes de Madrid». Fue contestado con una estruendosa pitada, que se repitió cuando anunció al entrenador portugués. Solo era el aperitivo de un combate sin ley.
El incendio de una ristra de bengalas dejó irrespirable el graderío. Y la explosión de enormes petardos hizo retumbar el Sánchez Pizjuán durante los noventa minutos. El Comité de Competición tendrá mucho trabajo. El cántico maravilloso del «arrebato», con 45.000 espectadores en pie, fue lo único agradable del enfrentamiento. El objeto que impactó en Casillas al término del partido fue el colofón al montaje de José María Del Nido.
La peña «Biri Biri» la tomó con Ozil desde el calentamiento. El grito de «¡Puta capital!» dominó el ambiente. Cada falta merengue era respondida con «así, así, así gana el Madrid». Hasta que llegó Benzema y marcó un golazo de ensueño, con dos regates al estilo Marsal y su disparo raso. El francés dejó el Sánchez Pizjuán tan congelado como Walt Disney. Karim «demostró» que necesitaba la presión de un fichaje para enseñar sus poderes. Adebayor ya jugó ayer.
El gol fantasma volvió a caldear el estadio. Los incondicionales del conjunto local hicieron gestos obscenos a los narradores de radio que decían que la jugada no se veía clara. Era lo que le faltaba a esta guerra. Los profesionales de Manzano se lanzaron a por el linier. El combate no tenía reglas.
Cristiano, como se esperaba, tampoco se salvó de la quema. «Ese portugués, qué hijo puta es» fue un insulto que escuchó cada vez que tocaba la pelota. El público sí reaccionó con silbidos cuando los ultras tuvieron un mal gesto al entonar «¡hijo de puta, Sergio Ramos!» contra su ex jugador.
El árbitro, preocupado por el tanto fantasma, tiró luego para casa al amonestar a Ozil cuando corría hacia su campo y un defensor sacó hacia su cuerpo. El fuego encendido durante tres días dio lugar a las bombas de polémica a la hora de la verdad. Gol inescrutable, cartulinas amarillas sin sentido y antideportividad de los jugadores. Si los dirigentes la tienen, ellos les copian. Todos los Sevilla-Real Madrid son así.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Más deporte en vídeo
Patrocinado por BBVA

Resultados

Buscador deportes

Resultados, datos y estadísticas deportivas

Buscar »

ABC Real Madrid

DEPORTES

El Madrid desnuda a Luis Enrique

R. CAÑIZARES. Claro triunfo blanco (3-1) ante un Barça mal gestionado por su técnico. Marcaron Cristiano (de penalti), Pepe y Benzema. Los azulgranas se adelantaron con un tanto de Neymar

Más información en Real Madrid

Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.