Sociedad

Sociedad / LEY ANTITABACO

«Ya he despedido a un empleado»

La nueva ley es el tema de conversación en los bares. Los hosteleros ven cómo se cumplen sus peores augurios

Día 04/01/2011
Si España está en sus bares, España no habla de otra cosa que de la controvertida ley del tabaco. Acaba de entrar en vigor y es el tema de conversación preferente en todos los locales.. Sobre todo, porque hay quien dice que ya se está llevando puestos de trabajo por delante. Marcelino, propietario de un bar en Madrid, cuenta que por la ley se ha visto obligado a prescindir de uno de sus empleados.
El suyo es uno de esos bares de los de toda la vida, de los que el mostrador lo presiden el queso en aceite y la cinta de lomo cruda. Según cuenta, en su negocio la nueva norma ya ha hecho estragos: «Éramos once y a partir de mañana vamos a ser diez». En el Sapama, en la calle José del Hierro de Madrid, sigue habiendo servilletas y huesos de aceituna en el suelo, pero falta algo en esa alfombra de residuos tan habitual en los bares de la capital: las colillas. También, a partir de mañana, faltará un empleado
Los hosteleros no ocultan su malestar. Dicen que, como se temían, venden menos, que han perdido clientela y que la que todavía acude pasa menos tiempo en los locales.
Según la versión que dan desde la Federación Española de Hostelería, con la nueva ley podría ocurrir en muchos bares lo mismo que en el de Marcelino, que haya trabajdores que se vayan al paro. Aunque José Luis Guerra, portavoz del sector, matiza: «Justificar un despido por una ley que apenas lleva 48 horas en vigor suena bastante precipitado, pero sí es cierto que son muchos los pequeños negocios que están al límite y para los que esta ley puede suponer la puntilla». Guerra, lo tiene claro: «Esperemos que no, pero por supuesto que puede haber pérdida de puestos de trabajo. Hablamos de un sector cuyas ventas vienen cayendo desde abril de 2008 ininterrumpidamente». En la Federación identifican como especialmente vulnerables a los locales de ocio nocturno.
Al parecer, no hace falta rascar mucho en barrios como el que alberga el bar de Marcelino. Frente al suyo, está el Tres Coronas. Este está casi vacío. Solo hay dos clientes y uno de ellos, Román, se acaba de quedar en el paro: «Trabajaba como camarero, pero el miércoles a mí y a unos compañeros nos anunciaron que estábamos despedidos». La causa que esgrimió la empresa fue la nueva ley del tabaco, y eso que todavía no había entrado en vigor. ¿Habrá empresarios que estén aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid? «Lo que es seguro es que la ley no va a crear empleo», dice el portavoz de los hosteleros.
Clientela dividida
Entre la clientela que pervive hay división de opiniones. Rosa, inmigrante hispanoamericana no echa nada de menos el humo del tabaco, y desayuna por fin como a ella le gusta, sin que le fumen al lado. «Esto es estupendo», zanja.
También le parece bien la medida a Gerardo, que disfruta de su café con churros sin tragarse el humo de los cigarros de los demás clientes. «Lo tenían que haber hecho mucho antes», brama, sordo como está, sin dejar de mojar en el café.
Los había menos jubilosos que el bueno de Gerardo. En el extremo de la barra del bar donde desayuna este anciano, con cierto aire furtivo, un hombre de mediana edad mira con recelo a los periodistas mientras le da chupadas a un invento que se está poniendo de moda últimamente: el cigarro electrónico. Al preguntarle rebosa su resquemor: «Esta es una ley paternalista, la gente ya es mayor para saber si tiene que fumar o no.»
Mientras, Gerardo seguía con sus churros, y sin humo. Y tan contento. Román, que se ha quedado sin trabajo, lo ve de otro modo, claro. «A mí no me gustaba respirar humo cuando trabajaba, pero lo que me gusta menos es no tener trabajo». Nunca llueve a gusto de todos.

Rebelión en Marbella

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

Averiguan cómo los hijos heredan la ansiedad de sus padres

La clave está en un circuito cerebral hiperactivado desde la infancia que potencia el riesgo genético

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.