Deportes

Deportes

Médicos de doble vida

Eufemiano inauguró la senda y dejó herederos

Día 27/02/2012 - 17.24h

Compartir

«Gana más de seis millones de euros al año». Después de una larga charla con uno de los médicos del ciclismo, debate ético sobre los límites del bien y del mal, el circunloquio termina en esa sentencia reflejo del mundo capitalista que santifica el dinero. El doctor de la doble vida, el gurú de referencia convertido en un mito satánico, el personaje que inauguró la senda, percibe un sueldo galáctico por sus labores de asesoramiento. No hay que buscarle más pies al gato para desentrañar el misterio que rodea a Eufemiano Fuentes, el doctor. La señal del dinero.

Natural de Las Palmas de Gran Canaria (1955), Fuentes se licenció en la Universidad de Navarra esbozando un expediente más que ejemplar: obtuvo matrículas de honor o sobresalientes en todas las asignaturas, salvo en cuatro. De familia acomodada que hizo fortuna con el negocio del tabaco en las islas, Eufemiano siempre fue un número uno. El primero en las aulas, el primero en las pistas, el primero en la consulta.

Enamorado del atletismo, practicó este deporte y se proclamó campeón de España universitario en la especialidad de 400 metros vallas en 1976. Siempre en el podio. Cinco años después obtuvo la licenciatura de INEF por la Universidad Politécnica de Madrid. En aquellos años conoció al preparador Manuel Pascua Piqueras, imputado en la Galgo que le convenció, en 1984, para ser médico de la Residencia Blume, el principal santuario del deporte de élite en España. Se casó con una atleta, Cristina Pérez, ex plusmarquista de 100 metros y 400 vallas, la misma que ha dicho aquello de «si hablo, soy una caja de Pandora. Muchas medallas olímpicas se han conseguido gracias a mi marido». Su mujer dio positivo por anfetaminas en 1988, aunque luego fue declarado «control irregular».

Un médico argentino fue su maestro en el arte de la «preparación biológica», inspirado en las técnicas de los países del Telón de Acero. Fue entonces cuando arrancó su fama de indestructible. Pedro Delgado ganó el Tour de 1988 y fue acusado de consumir probenecid, un producto enmascarador de anabolizantes prohibido por el COI, pero permitido por la UCI. Delgado fue absuelto. Y Fuentes negó ser su médico.

Pero ya estaba encaminado hacia el ciclismo, el deporte de moda entonces, el segundo en el escalafón en España detrás del fútbol, el que más negocio movía. Trabajó en el ONCE, el Vitalicio y el Kelme. Levantó una leyenda en torno a sí mismo. Jamás aparecía por las carreras ciclistas, pero su apellido sobrevolaba como un espíritu flotante.

Construyó un imperio en la sombra. No sólo asesoraba a los ciclistas de su equipo por contrato, sino que extendió sus tentáculos a los rivales. También llevaba la «preparación» de ciclistas de otras escuadras que se amoldaban a sus tarifas (desde 100.000 euros anuales). Esto nunca le planteó un dilema ético, deportivo o similar.

Equilibrista profesional, anunció su retirada en 2005 alegando un tumor ocular de uno de sus hijos, al que quería dedicarse en cuerpo y alma. Pero en mayo de 2006 fue detenido como cabecilla de una red de dopaje masivo, la Operación Puerto. Pese a las noches en los calabozos, al descrédito personal y a la mala fama, Eufemiano ha repetido. También ha sido arrestado en la Operación Galgo del atletismo.

El aura de Eufemiano, su gusto por el riesgo, el dinero, el tuerto en el país de los ciegos, delegó en una cadena de herederos dispuestos a vivir tan bien como él a base de recomendaciones sin contrato, planes sin facturas. Jesús Losa, antiguo médico del Euskaltel, también asesoró a David Millar, según confesó el ciclista escocés, a Richard Virenque, según el vox populi del ciclismo, y a dos positivos por EPO (Maribel Moreno, en los Juegos Olímpicos de Pekín, y Moisés Dueñas, en el Tour 2008). O Walter Virú, antiguo colaborador de Eufemiano en el Kelme y cabecilla de la Operación Grial que desarticuló una red de dopaje a baja escala (sólo elevada por Paquillo). O el extremeño Marcos Maynar, sentenciado en Portugal por incitación a 16 casos de dopaje.

Sabino Padilla se retiró a Canadá a estudiar a los monos

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Más deporte en vídeo
Patrocinado por BBVA

Resultados

Buscador deportes

Resultados, datos y estadísticas deportivas

Buscar »

ABC Real Madrid

REAL MADRID

«Di María pidió irse y rechazó renovar»

S. D. / EP. El técnico pone la pelota en el tejado del argentino: «Si no busca una solución para su futuro, estará aquí y le abrazaremos»

Más información en Real Madrid

Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.