Sociedad

Sociedad

Los grandes beneficios de la «familia igualitaria»

Trabajar y compartir la crianza mejora la competencia escolar y emocional de los niños

Día 26/11/2010
La entrada de la mujer en el mercado laboral y la falta de conciliación entre el trabajo y la vida personal han forzado un cambio vertiginoso en el modelo familiar español, que la crisis económica poco a poco se está encargando de consolidar. Se trata de las «familias igualitarias» donde ambos progenitores procuran los recursos económicos necesarios para el sostenimiento del hogar y reparten las tareas domésticas y el cuidado de los hijos.
Solo en diez años el porcentaje de hombres que abogan por una participación más intensa en la crianza de los niños ha pasado del 42% al 69%, una cifra que va casualmente en correlación con el número de mujeres que se han incorporado al mercado de trabajo y que en la última década ha pasado del 36% al 63%.
La redefinición de los roles tradicionales, que arrastra esta nueva realidad, ha creado también un nuevo modelo de hogar: el simétrico, que según el estudio «Infancia y futuro. Nuevos retos, nuevas realidades», presentado ayer por la Fundación La Caixa, «contribuye mucho más al bienestar de los niños que la familia tradicional», donde sólo trabaja el padre y la madre se encarga de las tareas domésticas.
Menos riesgo de pobreza
Según este informe, en las «familias igualitarias» el riesgo de pobreza disminuye un 20%, «y más ahora en tiempos de crisis económica en el que son necesarios dos salarios en el hogar para prevenir situaciones de vulnerabilidad económica en la infancia», aseguró Pau Marí-Klose, sociólogo, investigador del CSIC y uno de los responsables de este estudio.
Este equilibrio en la dedicación a las tareas hogareñas y a la crianza de los hijos contribuye también a reducir las situaciones de tensión que provoca la compaginación de la vida familiar y laboral y disminuye la probabilidad de que los hijos presenten una baja competencia escolar y emocional. Y es que en las «familias igualitarias», los padres no sólo comparten una mayor calidad de tiempo con sus hijos, sino que desarrollan también relaciones afectivas más intensas, al optar más por los abrazos, los besos y las caricias. Unos gestos que, en los cánones tradicionales, sólo realiza la madre.
Pese a los grandes beneficios que acarrea la entrada de la figura paterna en el campo de juego de la vida del hogar (51%), la mujer sigue siendo la piedra de toque del sistema. Según este estudio, el 23% de las mujeres que tienen hijos menores de cinco años han tenido que dejar su trabajo o su formación después de dar a luz, y en mayor proporción han visto perdidas sus oportunidades de mejorar la calidad de su empleo, retribución o responsabilidad.
«Somos un país que protege muy poco a las familias con niños pequeños y en situaciones difíciles. Falta mucho por hacer para poner a esas familias en el nivel de otros países parecidos al nuestro. Mirando a nuestro entorno nos correspondería gastar más en la familia de lo que gastamos actualmente», aseguró Marí-Klose, al recordar los riesgos que están emergiendo en torno a esta institución. Entre ellos, destacó el crecimiento de la pobreza infantil relativa, las crisis de fecundidad de las parejas, el aumento de los divorcios y las separaciones y las nuevas presiones de tiempo que soportan los progenitores ante la falta de conciliación laboral y familiar.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

ABC Salud

«Hemos cedido más de 15.000 muestras»

El único banco de muestras dedicado al VIH está en España. Inició su andadura en 2004 y hoy es un referente mundial

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.