Madrid

Madrid

Prohíben tener en casa animales exóticos y peligrosos

La Comunidad restringe la posesión de artrópodos, anfibios, peces, reptiles y primates si representan algún riesgoLos perros de razas peligrosas mantienen la misma regulación, pero no podrán acercarse a zonas infantiles

Día 20/11/2010
Una tarántula, un pequeño primate, un ejemplar de cocodrilo, un tigre, una piraña o serpientes venenosas son algunas de las especies que no podrán tenerse en casa
Ni pirañas, ni tarántulas, ni cocodrilos, ni una pitón, ni un mono, ni un cachorro de tigre. El Gobierno regional acaba de publicar el borrador de un decreto que regula la tenencia de animales potencialmente peligrosos y de animales exóticos en la región. Esta norma no se queda en los perros de razas consideradas peligrosas —que mantienen los requisitos actuales para su posesión—, sino que se extiende también a los animales de todas las especies que, por su mordedura o veneno, pueden causar daños a las personas. Ninguna de estas especies podrá tenerse en una vivienda. Una vez que se apruebe definitivamente la norma, sus propietarios tendrán un plazo de seis meses para adaptarse.
La Comunidad limitaba hasta ahora su legislación en este sentido a los decretos que desarrollaban la ley estatal de diciembre de 1999, dedicada casi en exclusiva a los perros de razas potencialmente peligrosas. Pero los gobernantes regionales han decidido dar un paso más y regular también otro tipo de mascotas muy de moda en los últimos años: los animales exóticos. Una normativa dedicada a este ámbito aún no existe a nivel estatal: sólo hay un precedente en Andalucía, y el decreto que ahora ha puesto en marcha la Comunidad madrileña.
El borrador de la norma, que fue publicado el pasado jueves en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), inicia ahora un plazo de un mes de información pública, en el que es previsible que reciba las alegaciones de asociaciones y particulares sobre su contenido.
La principal novedad del decreto es la prohibición de tener en el domicilio determinada clases de mascotas: los animales exóticos como artrópodos, peces y anfibios —todas las especies cuya mordedura o veneno pueda suponer un riesgo para la integridad física o la salud de las personas—, reptiles —especies venenosas, cocodrilos y caimanes, y especies que de adultos superen los 2 kilos de peso—, y todos los primates, además de las especies silvestres que en estado adulto superen los 10 kilos de peso, o los 5 en el caso de especies carnívoras.
En todos estos casos, las mascotas sólo podrán estar en recintos «especialmente autorizados» por la consejería competente. En su literalidad, la norma extiende el concepto de animal peligroso más allá de aquellos que muerden, inoculan veneno o causan la muerte por acción directa; también se consideran bajo esta consideración aquellas especies que «pueden suponer un grave riesgo para la salud por la transmisión de enfermedades, por su proximidad genética», como es el caso de los primates.
No afecta a los circos
Esta nueva regulación no se aplicará ni a los animales que prestan determinados servicios en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ni a los de policías locales, bomberos y empresas de seguridad autorizadas. Tampoco afectará a espectáculos taurinos, ni a la actividad de los circos, que tiene su normativa específica, explicaron fuentes de la Consejería de Medio Ambiente.
Por lo que se refiere a los perros, la regulación se mantiene igual que en la actualidad: en la ley estatal existe una lista de razas y cruces considerados potencialmente peligrosos. Éstos podrán transitar por las vías públicas y espacios de uso público general, aunque nunca podrán acceder a zonas infantiles. En cualquiera de los casos, por la calle deberán llevar puesto el bozal, y estar controlados por una cadena no extensible e irrompible de no más de 2 metros de longitud. Una misma persona no podrá pasear más de uno de estos animales a la vez. Precisamente ayer tuvo lugar un nuevo incidente mortal con dos perros considerados peligrosos, en Córdoba. Es el quinto ataque mortal en este año.
Chip y registro para todos
El resto de animales regulados por el nuevo decreto, los exóticos, siguen un régimen diferente: en el caso de los reptiles, artrópodos, anfibios, primates y especies carnívoras, además de no poder tenerlos en el domicilio, tampoco estará permitido pasearlos por la vía pública ni por parques o espacios de uso público general.
Las personas propietarias, criadoras o tenedoras de animales potencialmente peligrosos tendrán la obligación de identificarlos, mediante un microchip o, si el método no es el adecuado por las características del animal, podrá autorizarse excepcionalmente otro sistema de identificación.
En todos los casos, se creará un registro central de animales potencialmente peligrosos en el que deberán estar, obligatoriamente, censados todos estos ejemplares. Este registro, que estará informatizado, integrará la información que ya existe en el actual registro de perros potencialmente peligrosos, ampliada con los datos acerca de las nuevas especies exóticas utilizadas como mascotas. Serán los ayuntamientos y la consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, que dirige Ana Isabel Mariño, los responsables de vigilar e inspeccionar los centros que comercialicen o posean estos animales, tanto si es en acogida como en residencia, adiestramiento o cría. Las sanciones no se han tocado respecto a las normas anteriores: continúan tal y como estaban reguladas hasta el momento, con una multa máxima de 15.000 euros.
Los ayuntamientos
La disposición transitoria primera del borrador de decreto de la Comunidad de Madrid marca un plazo de seis meses para que quienes posean animales potencialmente peligrosos y cuya tenencia esté prohibida fuera de los espacios autorizados —es decir, artrópodos, peces, anfibios, reptiles, primates y mamíferos de más de 10 kilos, o de 5 si son carnívoros— lo comuniquen al ayuntamiento de su municipio, para que este decida qué hacer.
La norma contempla que los consistorios pueden llegar a obligar al propietario a entregar al animal a un centro autorizado, como el que dispone la Comunidad en Tres Cantos. Los ayuntamientos deberán redactar ordenanzas para adaptar la norma autonómica.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.