Castilla y León

Castilla y León

«El silencio de Camilo» o las 600 palabras de las familias del autismo

La «Asociación Autismo Burgos» se ha acercado a los escolares a través de un cuento, donde el protagonista muestra las dificultades que vive en su día a día

Día 29/10/2010 - 11.53h
En apenas 600 palabras María Jesús Jabato ha resumido la historia de miles de familias que tienen un hijo con autismo. Laura Esteban le ha puesto imágenes y juntas han dado vida a Camilo, un niño cuyo silencio es un grito hacia el conocimiento y la comprensión de este trastorno.
Coincidiendo con el Día Europeo del Autismo, Camilo se ha presentado a los escolares burgaleses. </MC><MC> El objetivo de la celebración del Día Europeo del Autismo es sensibilizar a los responsables políticos, a las administraciones públicas y al conjunto de la sociedad sobre los problemas que dificultan a las personas con Trastornos del Espectro Autista llevar una vida digna.
Para ello las distintas asociaciones aprovechan estos días para difundir el conocimiento sobre el autismo y fomentar el desarrollo de acciones que garanticen los derechos y la participación social de los autistas.
Cerca de los colegios
La asociación Autismo Burgos se centró este año en los más pequeños y acercó este trastorno a los colegios de la ciudad a través de un lenguaje comprensible y accesible para todos, el del cuento «El silencio de Camilo» realizado por las burgalesas María Jesús Jabato y Laura Esteban.
«El silencio de Camilo» es un cuento donde se relata, con muy poco texto y abundantes y amplias ilustraciones, el recorrido de unos padres en busca del diagnóstico de su hijo.
En apenas 600 palabras se recoge el proceso, tristemente típico, de las familias en busca de una explicación a las conductas de su hijo hasta que consiguen una atención especializada.
Javier Arnáiz, responsable de la Autismo Burgos, explica que para esta ocasión el cuento se ha presentado en los colegios a través de un cuentacuentos que tiene como objetivo que «los escolares puedan entender a ese compañero con autismo o a ese niño que entra y sale de su colegio y al que no llegan prácticamente a conocer».
El cuento está dirigido específicamente al público infantil, pero Arnáiz considera que puede ser un recurso visual atractivo para poder trabajar el proceso de búsqueda de diagnóstico, con cualquier otro colectivo de edad más avanzada.
Difusión internacional
Además de ir a clase en Burgos, Camilo, que según su propio relato «vivía en una ciudad tan pequeña que casi no cabía en ella su gran catedral», ha viajado ya por distintos países europeos.
Traducido inicialmente a tres idiomas, inglés, francés y español, este mes ha aprendido también italiano y se ha presentado en el IX Congreso Internacional de Autismo Europa que se ha celebrado en Catania (Sicilia) donde se realizó una lectura pública.
Arnáiz considera que es un granito de arena más en el trabajo que desde Autismo Burgos se viene realizando desde hace más de un cuarto de siglo y en el marco de las asociaciones europeas que luchan porque el Parlamento de la Unión Europea reconozca los derechos de las personas con autismo.
En este sentido, entre otras cuestiones, desde Autismo Burgos se denuncia la situación de los adultos con este trastorno para los que no existen suficientes plazas en centros específicos y que habitualmente no son admitidos en otras residencias. Javier Arnáiz reconoce que en los últimos años se está avanzando mucho en el diagnóstico precoz de la enfermedad y en el trabajo con los más pequeños incluida su integración escolar, pero todavía existe carencia de dotaciones específicas para atender a estos niños cuando se hacen mayores y, en este campo, «queda mucho camino por recorrer».
Colegio «El Alba»
En Autismo Burgos, desde pequeños, los niños acuden al colegio de educación especial El Alba donde cuenta con cuatro aulas de educación básica especial y una más de formación transición a la vida adulta.
Cuando crecen, la asociación dispone de un Centro de día para adultos, talleres ocupacionales de pintura o cuero, viviendas de respiro familiar y casas como «El Olivo», donde los jóvenes con autismo tienen la posibilidad de vivir «independientes» de sus familias con el apoyo necesario.
Son algunos de los servicios de Autismo Burgos que ha ido creciendo en función de las necesidades de sus miembros y que ahora mira especialmente a los más mayores.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

El tiempo...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.