Internacional

Internacional

Irak confía en el petróleo para financiar sus nuevas fuerzas de seguridad

Las multinacionales aceleran su trabajo en los pozos iraquíes para que el país pueda financiar sus nuevas fuerzas armadas

Día 21/08/2010 - 20.45h
Irak se agarra al petróleo para intentar arreglar su situación, un petróleo de cuyos ingresos dependerá el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad que a partir del 31 de agosto asumirán la seguridad interna del país. En medio de la retirada de las últimas fuerzas de combate americanas y sin acuerdo de momento entre los distintos bloques políticos para la formación de gobierno desde el sur del país llegan las primeras noticias sobre el inicio de los trabajos de las multinacionales petroleras.
Las compañías Shell y Petronas empezarán en breve sus trabajos en el pozo de Majnoon, en Basora, con unas reservas estimadas de 12,6 billones de barriles. Según "The Wall Street Journal", la empresa británica Petrofac ha recibido el encargo de Shell y Petronas de instalar dos plantas para procesar crudo en Majnoonn que en el plazo de dieciocho meses podrían llegar a producir 50.000 barriles al día cada una. Las dos multinacionales se encontrarían también a la espera de un acuerdo con la estadounidense Halliburton para la perforación de quince nuevos pozos en esta misma zona. El objetivo de estos trabajos es pasar de la producción actual de 45.000 barriles al día a 175.000 para mediados de 2012.
En un país cuyo presupuesto depende en un noventa por cien del oro negro, los dirigentes esperan que las multinacionales que se hicieron con los acuerdos de explotación en las subastas del pasado año sigan el camino de holandeses y malayos y empiecen pronto a elevar los niveles de producción. Rusos y chinos se llevaron la mayor parte de contratos y sólo dos empresas americanas figuran en la lista de 44 compañías que estarán presentes en este negocio en los próximos veinte años, ExxonMobil y Occidental Petroleum. Las condiciones pactadas con Bagdad obligan a las compañías extranjeras a elevar los índices de producción en plazos muy concretos y a cambio recibirán desde medio dólar (33 céntimos de euro) hasta cinco dólares (6,8 euros) por barril extraído, dependiendo de la dificultad de cada yacimiento.
Gastos militares
El objetivo de las autoridades es llegar a siete millones de barriles al día en 2016, una cifra con la que sueñan para poder hacer frente a los enormes gastos de un país en reconstrucción y que en 2009 reforzó de manera muy importante el presupuesto destinado al equipamiento de sus fuerzas de seguridad. El nuevo Ejército iraquí –el anterior fue desmantelado por Estados Unidos tras la invasión de 2003- cuenta con 245.000 efectivos y la Policía supera los 450.000 agentes, cifras muy alejadas de los números de la época baazista, pero calificadas de “récord” por los mandos estadounidenses que de tienen ante ellos un último esfuerzo de dieciséis meses para completar el entrenamiento y mentorización de los nuevos soldados y agentes.
Desde que los americanos salieran de los centros urbanos en junio de 2009, el índice de violencia ha descendido en un cincuenta por ciento, según el Pentágono. Los mandos americanos aseguran además que la Marina iraquí ha aumentado en un “trescientos por cien” su actividad –básicamente consiste en la vigilancia de las instalaciones petroleras- y está a la espera de la llegada de quince nuevas patrulleras que completen su flota actual de cincuenta navíos.

El Ejército del Aire está cerca de los 10.000 efectivos y cuenta con cien aeronaves, y el de Tierra está probando los primeros tanques M1-Abrams de un pedido final de 140 unidades que irá llegando al país árabe en los próximos meses. El M16 es el fusil de asalto elegido para todos los miembros de las fuerzas de seguridad y el Humvee el blindado que recoge el testigo de los viejos blindados soviéticos de la era de Sadám. Esta americanización de las fuerzas armadas supondrá una labor de apoyo logístico y de entrenamiento que, según las opiniones de diferentes expertos en foros militares, se extenderá más allá de la fecha de repliegue final prevista para diciembre de 2011.
Nuevas conversaciones
La seguridad en el país está pendiente de la formación de unas fuerzas de seguridad competentes, pero también de un gobierno capaz de dar unidad al país. Desde que los iraquíes acudieran a las urnas el pasado 7 de marzo están esperando a conocer su nuevo gobierno. Tras un breve paréntesis los dos candidatos más votados parecen dispuestos a negociar un posible pacto para poner fin a más de cinco meses de vacío político.

La lista ganadora, Iraqiya, encabezada por el ex primer ministro Iyad Allawi parece dispuesta a volver a la mesa de diálogo con la alianza del Estado de Derecho, de Nuri Al Maliki, e incluso con el bloque político Sadrista, formado por los seguidores del clérigo Muqtada Al Sadr. Un capítulo más de unas conversaciones sin fin en las que las tensiones sectarias pueden con el interés común.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
6000 neoyorquinos a la caza de descuentos
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.