Columnas

Columnas / TARJETA DE EMBARQUE

El descanso de Mohamed

Rabat, tal vez, ha aumentado la presión sobre Ceuta y Melilla, para obtener el respaldo del Gobierno en sus posiciones en torno al Sahara

Día 13/08/2010
El interrogante sobre lo que busca Marruecos con su ofensiva contra los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado está aún por resolver. Rabat, tal vez, ha aumentado la presión sobre Ceuta y Melilla, aprovechando la debilidad de un Gobierno, del que espera obtener, si cesa en sus reivindicaciones, un respaldo aún mayor para sus posiciones en torno al Sahara.
Es una teoría más, pero que tiene menos fundamento que el análisis que hacen algunos expertos en las relaciones con el país vecino, sobre el motivo que ha desencadenado la última crisis con España: la irritación de Mohamed VI por el hecho de que un helicóptero militar español que se dirigía a abastecer a la guarnición del Peñón de Alhucemas, sobrevolara en dos ocasiones, en una misma semana, el yate en el que el monarca veraneaba, en aguas marroquíes.
Eso ocurrió hace un par de meses, pero los tiempos de Marruecos son muy distintos a los nuestros y las reacciones suelen tardar. Mohamed VI no olvidó lo que considera un agravio, que sólo puede ser reparado con la intervención de Don Juan Carlos. Ni siquiera durante la crisis provocada por el «caso Aminetu Haidar» fue preciso el recurso al Rey, porque se trataba de un problema que podían solucionar los dos Gobiernos.
Lo mismo tendría que haber ocurrido con un contencioso sobre supuestas actitudes «racistas» de los policías españoles en Melilla. Sería un problema de tipo «técnico», que no debería haber exigido la actuación de Don Juan Carlos, si no fuera porque todo arranca de que su «sobrino» Mohamed VI considera perturbado su descanso y violada su intimidad y no cree que el paso del helicóptero sobre su cabeza fuera fruto de la casualidad.
En esa situación a Moncloa no le quedó más remedio que acudir, una vez más, al Rey para evitar una crisis de mayores proporciones.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.