Cataluña

Cataluña

«Nadie como Shakespeare ha sabido respresentar el deseo»

José Carlos Somoza publica «El cebo», novela de suspense con toques de ciencia ficción

Día 12/08/2010
«El cebo» (Plaza&Janés) es una obra compleja, que atrapa. Somoza la etiqueta como «novela de suspense con toques de thrillery que tampoco se olvida de la ciencia ficción».
No en vano «El cebo» se desarrolla en un Madrid del futuro próximo, tan cercano que a veces no parece que sea futuro. Lo que caracteriza a ese casi presente es que la tecnología ha quedado obsoleta y la policía ha dejado de confiar en ella para capturar a los criminales. Ahora las mejores armas para combatir el crimen son la psicología y los cebos, quienes utilizan sólo su voz, su mirada o sus movimientos para atrapar y destruir al oponente dependiendo del «psinoma» de éste, lo que viene a ser un genoma emocional que define el carácter de las personas según la manera en que obtienen placer. Para Somoza la esencia del libro gira en torno a ese gozo: «La idea principal es mostrar de que manera podemos transformarnos en el deseo de otro».
Futuro y presente se combinan gracias al pasado. Todo el libro gira en torno a Shakespeare. «Siempre supe que él sería el hilo conductor de la novela, su teatro representa de forma enigmática el deseo y el carácter de las personas», afirma Somoza. Confía tanto en el poeta que sus cebos «cazan porque leen a Shakespeare y trabajan sobre su obra». Se explota la idea barroca de que la vida es un teatro y por ello, los personajes y los lectores se ven envueltos por las máscaras que en ocasiones no les dejan diferenciar la realidad de la ficción.
Una voz femenina
En este telón de futuro shakesperiano la protagonista, Diana Blanco, el mejor cebo de la policía, se enfrenta al peor psico de todos, el Espectador, que elije con la mirada y responde a la «filia» de Holocausto: lo que le gusta, lo que le atrae son las cadenas, el cuero y las piernas largas. Ha capturado y matado a más de 20 prostitutas como un Jack el Destripador moderno y ahora tiene a una cebo inexperta en sus manos.
Somoza escribe en primera persona y en femenino. No le ha costado demasiado ponerse en la piel de Diana: «No me planteo diferencias entre crear un personaje masculino o femenino porque no creo que las haya». De todas maneras, reconoce que Diana le ha sorprendido y a medida que avanzaba el relato ha ido descubriéndole ases en la manga: «Su trabajo no es otro que engañar a la gente interpretar un papel y lo ha hecho incluso conmigo. Ha hecho cosas que no pensaba que podría hacer», confiesa.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.