Economía

Economía

Economía

La gripe y el cáncer

El giro que se intenta dar, para soslayar la sentencia del TC, divide la unidad del mercado nacional y disminuye la competitividad

Día 26/07/2010
Precisamente en medio del Debate sobre el estado de la Nación, en ABC de 15 de julio de 2010 se oyó una voz que lo aclaraba muy bien todo. José Ángel Sánchez Asiaín, en unas declaraciones a Blanca Torquemada, Antonio Astorga y Virginia Ródenas, concluía: «En España tenemos dos enfermedades: la crisis, que es como la gripe porque pasará, y un cáncer, el de la falta de competitividad. Y sin embargo todas las medidas se están tomando contra esa gripe, no contra ese cáncer».
Me atrevo a decir que algunas de estas medidas, incluso agravan, al par, la crisiseconómica y el cáncer. El giro que se intenta dar, para soslayar la sentencia del Tribunal Constitucional, al dividir la unidad del mercado nacional de factores y productos, disminuye la competitividad, esto es, agrava el cáncer, y también la gripe, porque incrementa, por fuerza, el déficit del sector público español en su conjunto, al enmarcarse en una inequívoca marcha hacia una foralización fiscal de una Cataluña que no tienen precisamente una calificación alta en las garantías de su deuda.
Los datos a corto plazo para la economía española, aunque se pretenda maquillarlos, los mercados financieros no los ignoran. Por un lado, si calculamos el «índice de malestar» o «índice miseria» de las cuentas económicas más importantes del mundo, con las pequeñas desviaciones de unos meses que ofrecen sus estadísticas aparecidas en The Economist de 17 de julio de 2010 —esto es, si a la suma del IPC y de la tasa de desempleo, se le resta el incremento del Producto Interior Bruto, o se le suma, si éste desciende—, se sitúa a España en el tercer puesto mundial de este índice, tras Venezuela y África del Sur. El cuarto puesto corresponde a Grecia, el quinto a Hungría y el sexto a la India. Es evidente que no es una medida estadísticamente perfecta, pero marca una dirección que es enunciada así por Fernando Fernández en su artículo «Una incómoda sensación» en El Economista, el 17 de julio de 2010: «La economía española sigue estancada, los mercados internacionales cerrados —véase la apelación de los bancos españoles al Banco Central Europeo en mayo—, los diferenciales de deuda no descienden, y aunque el Tesoro coloca la deuda, el precio sigue subiendo, y el crédito al sector privado sigue congelado, sobre todo a las pymes, que son el eslabón más frágil».
Es evidente que lo que teme el exterior no es nuestro cáncer, sino nuestra gripe. Si no competimos, allá nuestro problema. Siempre la clientela posible de España la puede ocupar alguna China o alguna Corea del Sur. Pero si tenemos un déficit grande, ponemos en peligro al euro, o si disponemos de un sistema crediticio con realidades incluso absurdas, como era nuestro sistema de cajas de ahorros, como probó Jaime Terceiro nada menos que en su artículo en «Información Comercial Española» diciembre 1995, titulado «Singularidades en el sistema financiero español: la situación de las cajas de ahorros», sí complicamos de inmediato a nuestros vecinos.
Al contemplar en ABC de 17 de julio de 2010 las quince resoluciones del PSOE tras el Debate sobre el estado de la Nación, es clara su desviación de las muy duras medidas que exige siempre, por seguir el símil de Sánchez Asiaín, eliminar un cáncer, esto es, aceptar la energía nuclear; alterar el sistema de convenios colectivos; liquidar las disposiciones derivadas de las políticas intervencionista de las Autonomías; cambiar radicalmente nuestro sistema educativo para hacerlo permeable a una seria política de I+D+i; reducir el impuesto de Sociedades; eliminar las trabas institucionales a la puesta en marcha de actividades empresariales, que en España, como muestra la tabla 1.3 de «Doing Business 2010» (Palgrave Macmillan), incluso dejan chicos aquellos famosos estudios hispanoamericanos del economista peruano Hernando de Soto; poner en marcha una reordenación radical de nuestras infraestructuras de transportes y comunicaciones, y así sucesivamente.
Sobre las metáforas siempre soy cuidadoso y ésta del cáncer y la gripe es una de esas imágenes típicas. Tengo sistemáticamente presente aquel definitivo y duro artículo de Juan José Domenchina «El profesor inútil», publicado en La Voz el 30 de abril del año 1934. Pero en él alude también, porque era de justicia, a que Ortega y Gasset fue «creador o descubridor de algunas muy felices» imágenes. Y ésta de Sánchez Asiaín resulta que lo es.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Comprueba

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. V. Bruselas trata de delimitar el poder los gigantes tecnológicos americanos mientras Obama acusa a la UE de proteccionismo
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...
    EFE
    ABC La economía crecerá un 1,3% este año y un 1,8% en 2015, según AFI
    Últimos vídeos

    CC.OO y UGT piden ?prudencia?

    • Ahora en portada

    • Sociedad
      «El Gordo»: 13.437
      I. Miranda/ ABC.es
      El Gordo, uno de los más tardíos de la historia, vendido principalmente en la Calle Zurbano 26 de Madrid y Cádiz. Boñar, Murcia, Lugo y Las Palmas también se llevan un pellizco del premio más importante. Los 32 trabajadores del Museo de Cera de Madrid se reparten 12,8 millones de euros del Gordo
    • Sociedad
      Cómo, cuándo y dónde cobrar los premios
      abc
      Guía con direcciones de las delegaciones regionales de LAE, los bancos habilitados y otros modos de hacer efectivo su décimo premiado desde ya
    • Ir a la portada de ABC

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.