El Congreso debatirá si el presidente del Gobierno debe reembolsar los gastos cuando acuda a actos de partido
El PP denuncia que tres ministros usaron tres Falcon el mismo día para ir a Bruselas
Imagen de archivo de uno de los Falcon utilizados por el Gobierno / ABC
La polémica por el uso de los aviones Falcon dio ayer otra vuelta de tuerca en el Congreso, después de que el Tribunal de Cuentas instara a regular la utilización de medios públicos de transporte por parte de los miembros del Gobierno, sobre todo en época de campaña electoral. Un diputado del PP denunció ayer que en fechas recientes tres ministros hicieron uso de tres aviones Falcon diferentes para viajar el mismo día a la misma ciudad, Bruselas. Cada hora de vuelo cuesta 2.000 euros, y se tardan dos y veinte minutos en llegar a la capital belga. Con esos datos, los viajes habrían costado más de 40.000 euros.
Jaime García-Legaz, parlamentario del Grupo Popular, registró cinco preguntas escritas dirigidas al Gobierno, tras recibir información «fiable» y contrastada por parte del «personal adscrito al 45 Grupo, perteneciente al Ejército del Aire».
El diputado desconoce el nombre de esos tres miembros del Gobierno, así que la primera cuestión que dirige al Ejecutivo es muy directa: «Que identifique a los tres ministros que hicieron uso de los aviones». García-Legaz pide el detalle de los costes generados para el erario público, en concreto sobre los conceptos de gastos de uso, gastos de combustible, gastos de personal, incluidas dietas, y todos los demás generados.
«¿Considera el Gobierno razonable derrochar el dinero de los contribuyentes en hacer uso de tres aviones diferentes para tres ministros que vuelan al mismo sitio el mismo día, en esta época de crisis?», pregunta el diputado de la oposición. También inquiere si el Gobierno tiene intención «de implementar un plan de austeridad en los viajes y desplazamientos de los altos cargos de la Administración, especialmente de los ministros».
«¿Por qué considera el Gobierno preferible recortar el sueldo a los funcionarios y congelar las pensiones para reducir el gasto del Estado, antes que recortar gastos de lujos innecesarios en los viajes de los ministros?», pregunta por último García-Legaz.
El recorte en los gastos de los viajes es un asunto muy sensible en el Congreso, donde la Mesa de la Cámara acaba de suspender todos los desplazamientos de los diputados al exterior, incluidos los grupos de amistad, dentro de su plan de ajuste, con la excepción de los que estén relacionados con los convenios o tratados internacionales suscritos por España. Los diputados se han quedado así sin viajes de la noche a la mañana, mientras la ola de austeridad sigue arrasando con todo lo que se encuentra a su paso.
Habrá debate en Pleno
Mientras llegan las respuestas a, el principal grupo de la oposición llevará la próxima semana al Pleno una de esas iniciativas que tiene en el congelador parlamentario, y que de pronto las saca en el momento más oportuno. Se trata de una Proposición No de Ley que registró en mayo de 2009, al calor de las informaciones sobre el uso que Zapatero hizo del Falcon para acudir a actos del PSOE en plena campaña de las elecciones europeas.
Según explicó la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, «en este tiempo no se ha visto ningún propósito de enmienda del Gobierno», por lo que la regulación del uso del Falcon «es más necesaria que nunca». «Su utilización tiene que ser muy restrictiva, y cuando el presidente del Gobierno no tenga más remedio que usar ese avión para desplazarse a un acto electoral, debe efectuar un reembolso», señaló.
En la iniciativa se propone elaborar un régimen jurídico sobre el uso de aviones militares para fines partidistas. El PSOE defiende su empleo por motivos de seguridad.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es