Sábado , 05-06-10
La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, llegó al Consejo de Ministros con la nueva reforma de la ley del tabaco, bajo el brazo, y una carpeta repleta de estudios para justificar la necesidad de la reforma. A las habituales cifras de muertes -166 fallecimientos diarios- aportó varios datos que afectan sólo a la hostelería, uno de los sectores diana de la reforma. Uno de ellos es la exposición al humo de tabaco en bares y restaurantes. En España duplica a la de la Unión Europea, según el último Eurobarómetro. Los más afectados son el personal de hostelería que también duplican la exposición al humo de los trabajadores de la construcción y multiplican por cuatro a los empleados de cualquier sector.
Oficialmente, el Gobierno cuenta con el apoyo en el Parlamento de la izquierda para sacar adelante la reforma: PSOE. IU y ERC. Aunque ayer la diputa de CIU, Conxita Tarruella, adelantó el apoyo de su grupo. Lo hizo no sin antes criticar la vía de la proposición de ley escogida por el Gobierno. «Así se ahorra la memoria económica y el informe del Consejo de Estado», dijo.
En declaraciones a Efe, Tarruella ha avanzado que su grupo presentará algunas enmiendas a la proposición de ley, sobre todo encaminadas a compensar con rebajas fiscales las reformas que hicieron los hosteleros para separar zonas entre fumadores y no fumadores. CiU también quiere enmendar la exención que prevé la ley para los clubes de fumadores.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es