La nube volcánica siembra el caos en los aeropuertos de Reino Unido
AP Un avión de la British Airways sobrevolando, ayer, las viviendas cercanas a Heathrow
Eyjafjalla, el volcán islandés, ataca de nuevo. Ayer, los aeropuertos españoles tuvieron que cancelar 199 vuelos por motivos de la nube volcánica. El destino más afectado, fue el Reino Unido con unos 143 vuelos afectados. Holanda con 44 vuelos cancelados, Irlanda con 10 e Islandia con dos completaron una nueva jornada de frustraciones bajo la nube islandesa. En medio de este panorama, quedan dos consuelos: los aeropuertos se reabrieron en el curso del día y la justicia británica prohibió una huelga de British Airways.
En otro día de tensiones, rumores, enfados y mucha confusión, los aeropuertos fueron volviendo lentamente a la actividad. Por la mañana el de más tráfico aéreo del mundo, Heathrow y el otro gran aeropuerto capitalino, Gatwick, anunciaron que se levantaban las restricciones existentes, pero advirtiendo que tomaría tiempo despejar la larga cola de pasajeros que ya habían perdido sus vuelos a distintas partes del mundo. Escenas similares se vivieron en distintos puntos de Escocia, Irlanda del Norte e Inglaterra, así como en los aeropuertos de Amsterdamn y Rotterdam, igualmente afectados por la nube. Ante la dificultad de predecir el comportamiento de la nube, las autoridades británicas eligieron un tono cauteloso. En el comunicado que emitieron a media tarde, anunciaban que se levantaban las restricciones «al menos» hasta hoy martes al mediodía.
«Medidas desmesuradas»
Las medidas fueron duramente criticadas por las aerolineas. Desde Richard Branson, director de Virgin Airlines, a Willie Walsh, director de British Airwasy, la condena fue prácticamente unánime. «Una reaccion desmesurada para un riesgo ínfimo», dijo Walsh. Por su parte la Autoridad de Aviación Civil británica responsabilizó a las aerolíneas y la industria de la aviación por no ponerse de acuerdo sobre los requisitos de seguridad necesarios para volar en estos casos. No obstante, el flamante ministro de Transporte Phillip Gammond pareció darle la razón a Walsh al indicar a la BBC que ya se estaba trabajando para elevar el umbral de ceniza volcánica con el que se decreta automáticamente la prohibición de vuelo.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es