Valoración:
Pertrechados de ordenadores y GPS, modernos cazatesoros recorren la piel del toro tras el reto de hallar el botín
Tras el rastro de 8.000 tesoros escondidos por España
Actualizado Domingo , 16-05-10 a las 11 : 58
Ana y Fer -Ana Soriano y Fernando Pérez- tienen en su haber 650 tesoros o caches encontrados y otros 91 escondidos para divertimento de la comunidad geobuscadora, de los más de 8.000 que hay camuflados en España. El matrimonio se enganchó a esta afición tras aceptar el reto de encontrar lo que otro geocacher había ocultado en el corazón del viejo Madrid, a orillas de la Plaza de Oriente. «Se trataba de un multicaches, que te obliga a seguir varias pistas, y su búsqueda nos llevó a recorrer el barrio de los Austrias, un itinerario precioso y un gran desafío.

Las búsquedas en ciudades -explica Fernando, empresario de 47 años- son soprendentes, pero también hay tesoros ocultos en mitad del campo o en el fondo de un río...; unos son grandes contenedores, como cajas de munición del Ejército, y otros, depósitos minúsculos para pasar desapercibidos en zonas tan transitadas como la madrileña Puerta del Sol. El gran peligro al que nos enfrentamos es al del «geomuggle» o profano que rapiña el tesoro. De ahí que cada vez haya más interés por los caches virtuales, es decir, la foto del lugar que muestra que se ha logrado el objetivo, y que además no causan alarma de seguridad».
Vaya por delante, que no hablamos de trofeos valiosos por su contenido. A veces se trata tan sólo de un minúsculo rollo de papel, un juguetito para intercambio si vas con niños o una moneda personalizada que llaman «pathtags». «El premio -añade Ana, auxiliar administrativa de 48 años-es el hallazgo. De hecho, en terracaching.es -que en dos meses ha pasado de 2 caches a 603- puedes con sólo registrarte gratis, salir a cazar un tesoro, como la localización de faros en Galicia, sin moverte del cuarto de estar de tu casa manejando buscadores como «google earth» o «google street view», lo que no puedes hacer desde la plataforma geocaching.com».
Lo cierto es que diez años después de su nacimiento en EE.UU. -aunque en España no empezara a coger fuerza hasta hace tres- hay pocos lugares del mundo que estén libres de ocultar los tesoros del «geocaching». Uno de los fundadores de Geobuscadores Españoles Asociados (geobuscadores.com), Gonzalo Arenas (alamostrail.es), explica que aunque en nuestro país aún no es afición masiva, tiene entre los 10 primeros geocachers del mundo a cuatro de sus nacionales.

«Es un deporte de aventura para el que basta con echarle ganas.No hace falta siquiera un GPS de montaña -añade este director financiero de 39 años y pionero «terracacher»-, vale cualquier localizador, y las únicas reglas son el intercambio justo y dejar las coordenadas. Toda la familia puede participar. Y es una magnífica forma de hacer turismo: los tesoros siempre te llevan a parajes maravillosos».
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es