Actualizado Sábado , 15-05-10 a las 17 : 42
Solamente unos días después del ataque que sufrió el periodista y dibujante Lars Vilks en la Universidad de Uppsala mientras daba una conferencia, unos desconocidos prendieron fuego a su actual domicilio, un chalet en Nynäshamnläge, provincia de Skåne en el sur de Suecia, donde Vilks se escondía desde hace algún tiempo.
A las 11.00 de esta mañana del sábado, un vecino avisó al caricaturista de que «alguien» había provocado un incendio en su casa rompiendo las ventanas y echando al interior botellas de plástico con gasolina. Los bomberos y la Policía acudieron con urgencia a aquel lugar y pudieron apagar el fuego antes de que se propagara por todo el chalet. Por su parte Vilks, 63 años, tuvo la suerte de no encontrarse allí cuando se produjo el incendio.
Hoy tras este nuevo atentado contra su vida, el dibujante vuelve a desaparecer bajo tierra.
Recordemos que Lars Vilks, el sueco que en 2007 publicó en el diario «Nerikes Allehanda» de Örebro una caricatura del profeta Mahoma con cuerpo de perro, enfureció al mundo islámico. Desde entonces, el dibujante ha recibido varias amenazas de muerte y se ha visto obligado a vivir bajo custodia y escondido de todo y de todos. El pasado marzo, una estadounidense conocida como «Yihad Jane», fue acusada de planear su asesinato a través de Internet.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es