Valoración:
La Fundación Bill&Melinda Gates financia un proyecto para demostrar que una sesión de diez minutos en los testículos mantiene infértil al varón durante seis meses
Ondas por ultrasonido, el último anticonceptivo masculino
Testículo (a la izquierda) sin tratar y otro tras la sesión de ultrasonidos, sin esperma testicular
Publicado Miércoles , 12-05-10 a las 17 : 37
La ciencia mira al pasado. Los antiguos egipcios fueron los primeros en recurrir al calor para frenar la acción fertilizadora de los espermatozoides. Lo hacían colocando piedras calientes sobre los testículos. Con esa misma idea de partida, y con un método menos rudimentario, la Universidad de Carolina busca un método anticonceptivo eficaz y seguro que convenza a la población masculina.
Los investigadores Paul Dayton y James Tsuruta han puesto en marcha un estudio para demostrar que los ultrasonidos aplicados en los testículos inhiben la fabricación de espermatozoides de una fórmula segura. La tecnología utilizada, con ondas de sonido ultracortas, es similar a los dispositivos médicos utilizados para tratar lesiones deportivas. Los científicos estadounidenses creen que bastaría una sesión de diez minutos cada seis meses para obtener el efecto deseado. En esta investigación también cree la Fundación Bill&Melinda Gates que acaba de donarles 100.000 dólares al proyecto científico por considerarlo una innovación importante en salud.
Eficaz y ¿seguro?Dayton y Tsuruta ya han demostrado que pueden reducir el esperma testicular recurriendo a las ondas de ultrasonido que utilizan los fisioterapeutas. Una vez que los testículos han terminado de fabricar espermatozoides y todas las reservas han sido reducidas al mínimo, es imposible tener capacidad para concebir, aseguran. El proyecto para el que tienen financiación debe demostrar ahora que, además de ser eficaz, es seguro. El problema es la cantidad. Grandes dosis de ultrasonidos pueden generar una esterilidad irreversible. De ahí, todas las cautelas.
«Nuestro objetivo es demostrar que es un método económico, eficaz a largo plazo, reversible y adecuado para usar en los países desarrollados», dice Tsuruta.
El efecto del calor en la fertilidad se ha demostrado con varios métodos. Algunos de ellos casi caseros, como la inmersión en agua caliente. Sumergirse en un baño con agua a 46 grados de temperatura durante 45 minutos reduce la fertilidad masculina. Si esa operación se repite cada día durante tres semanas se lograría un efecto anticonceptivo eficaz. Aunque se recomienda an hacerse un análisis de esperma para asegurarse que el método funciona. En la misma línea, funciona el método «jockey», la utilización de unos shorts especiales que utilizan los jinetes. Estos pantalones ajustados logran un criptorquidismo artificial, un problema habitual en los bebés prematuros que impide a los testículos descender. Puestos durante el día, los shorts logran que los testículos se retraigan hasta el canal inguinal. En situaciones de peligro o de frío los testículos lo hacen de forma natural.La retracción consigue que los testículos eleven su temperatura y disminuya la fertilidad.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...
Facebook ABC.es