Ambigüedad y despertar sexual
ABC Nicolás Treise
Viernes , 07-05-10
El último verano de la Boyita
| (( | Argentina, España, Francia | 2009 | 85 minutos | Género- Drama | Directora_Julia Solomonoff | Actores-Guadalupe Alonso, Nicolás Treise, Mirella Pascual, Gabo Correa |
FEDERICO MARÍN BELLÓN
A medio camino entre «La ciénaga», de Lucrecia Martel (otra directora apadrinada por El Deseo), y «XXY», de Lucía Puenzo, «El último verano de la Boyita» (no es casualidad que las tres películas estén dirigidas por mujeres) nos cuenta un drama ambiguo, rural y canicular sobre un muchacho que empieza a dudar de lo que le ocurre «ahí abajo». Mario, eso está claro, no es como los demás.
Las historias de iniciación han dado pie a grandes títulos, casi siempre ambientados en algún verano de nuestras vidas. Es un momento mágico y terrible a la vez. En este caso, más de lo segundo debido a las peculiaridades del protagonista, que le restan glamour al descubrimiento, lo enturbian de incertidumbre y desasosiego. Julia Solomonoff, amparada por la factoría Almodóvar, destila buen gusto y una escritura esmerada con la cámara, además de dirigir a los jovencísimos actores de una forma primorosa. Pero su prudencia, quizá excesiva, se transforma en distancia y a la película le falta sustancia. El espectador sabe que ha probado un buen plato, puede incluso que con ingredientes exquisitos, pero se queda con hambre. No es fácil llevar a la reflexión sobre un problema que afecta a tan poca gente.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...