Divorciado de Bárbara Rey y padre de dos hijos
Angel Cristo cobró notoriedad pública tras casarse con la actriz Bárbara Rey en 1980. Con ella tuvo dos hijos Ángel -nacido el 10.03.81- y Sofía -nacida en julio de 1983-. La pareja se separó de mutuo acuerdo en el verano de 1988 y desde entonces han protagonizado distintos desencuentros.

La actriz contó en los platos de televisión su tormentoso matrimonio con el domador y le acusó de infidelidad y lo que es más grave de haberla maltratado físicamente. Por su parte su hija Sofía le acusó de haberla tentado a los 15 años para que consumiera con él cocaína.
Zarpazos en su vida profesional
En 1984, mientras actuaba en Valencia, resultó herido en la espalda y en diciembre de 1988, esta vez en Barcelona, volvió a ser agredido por un león. Tuvo que se hospitalizado por intoxicación en noviembre de 1986 tras incendiarse el Circo Ruso en San Sebastián. El 29 de julio de 1990 sufrió en Lérida uno de los percances más graves de su carrera profesional. Tres leones y un tigre se le avalanzaron y le produjeron heridas en el cuello, tronco y extremidades, así como fractura de seis costillas. Estos mismos animales le atacaron de nuevo en noviembre posterior y una vez más tuvo que pasar por el quirófano.
Cristo, que había entrado en una crisis profesional a partir de este año, fue objeto de denuncia en 1991 y 1994. La primera vez por supuesto maltrato a sus animales y la segunda, a raíz de la utilización de un bebé y dos niños en un número con elefantes. Por esta última, el domador fue condenado al pago de una multa de dos millones de pesetas. El 20 de mayo de 1995 ingresó de urgencia en el hospital gaditano de Puerto Real por ingestión de una importante cantidad de barbitúricos. El domador pasaba en ese momento por un mal momento económico y sentimental, después de romper con su socia y trapecista Angélica.
Un mes después, el 16 de abril fue de nuevo hospitalizado al resultar herido grave en un accidente de tráfico en Osuna (Sevilla). Se vio envuelto en un nuevo escándalo en agosto de 1995 cuando presentó una denuncia contra un socio italiano al que acusó de agresión con arma blanca. En esta ocasión, las diferencias entre ambos fueron de tipo económico.
A lo larga de su carrera ha recibido numerosos reconocimientos. Entre todos, destaca la Medalla de Oro que le concedió el Festival Internacional del Circo en 1982
Un paro cardíaco ha acabado con la vida del domador Ángel Cristo cuando sólo contaba 66 años. Estaba ingresado en el hospital de Alcorcón y aunque la gravedad era extrema la muerte siempre pilla por sorpresa. Llegó la víspera por un fallo cardio respiratorio y tras varias paradas seguidas los médicos no pudieron hacer ya nada por salvarle la vida. Hoy será enterrado en el cementerio de La Almudena.
Nació en el circo fruto de la unión de una contorsionista, Margarita Dordi apodada como “la pequeña Carolina”, y el trapecista griego Christophol Papadópoulos. Como a todos los niños le atrajo el mundo de la fieras hasta el punto que vio su oportunidad cuando el domador del circo familiar se puso enfermo y se ofreció a sustituirle. Tenía 17 años y sin que su padres e enterara estuvo ensayando el número con los leones. Por un vendaval se quedó sin debutar y así fue hasta 1966 cuando finalmente se vistió las mallas y látigo en mano se metió en la jaula de las fieras para vivir su primera gran experiencia.
Ángel Cristo montó su primera empresa, el Circo Ruso, donde reunió a más de 300 trabajadores. Su pasión por los animales y sus ganas de traspasar ciertos límites le hicieron vivir serios accidentes de trabajao por las enganchadas que vivió con los leones. Una de las más graves fue en 1980 cuando el león “Tarzán” le enganchó por las axilas. Dos años más tarde volvieron los ataques e incluso vivió un incendio de su circo cuando estaba en San Sebastián por el que fue ingresado por intoxicación.
Sin duda de todos los percances de su vida profesional el más grave fue el que vivió en Lérida en 1990 cuando tres leones y un tigre se avalanzaron sobre él hiriéndole en el cuello, tórax y extremidades. Con el tiempo siguieron los accidentes.
Pero la vida de Cristo no fue sólo en el circo, el otro espectáculo se montó en su vida privada tras su sonadísima boda con Bárbara Rey, fruto de cuyo matrimonio nacieron sus hijos Sofía y Ángel. Antes había tenido otra hija de una relación anterior.
La época dorada de Cristo llegó tras su unión e incorporación al circo de Bárbara Rey. Uno de los rostros y cuerpos más famosos de los medios de comunicación durante la Transición abandonó su carrera televisiva y de actriz para entregarse a Cristo y su causa. Bárbara no dudó en actuar junto a su esposo y viajar en la caravana por todo el territorio.
Tras esos años de brillos y aplausos llegaron los problemas en el matrimonio. Las agresiones físicas vividas en el cuerpo del domador por sus fieras le llevaron a abusar de los fármacos y las drogas. Esas adicciones y los malos tratos de los que le acusó su mujer le costaron el matrimonio. Tras la ruptura llegó lo peor. Las continuas acusaciones que su ex mujer e hijos anunciaron por los platós de televisión o las revistas fueron seguidas de sus intervenciones arremetiendo contra todos y confirmando que efectivamente era adicto a la cocaína o que efectivamente había maltratado a su ex mujer.
Desde hacía años Ángel Cristo no mantenía ninguna relación con sus hijos. Únicamente se habían visto en los ingresos hospitalarios del domador que ha estado muy grave en distintas ocasiones y es ahí cuando hasta Bárbara Rey ha acudido junto a su lado para ayudarle y acompañar a sus hijos. Pero eso fue también hace un tiempo. Hoy sus hijos acompañarán sus restos mortales y darán así su último adiós a un padre que no olvidarán y tal vez ahora puedan perdonar.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es