La fusión de las tres Sociedades Estatales, primer paso del Plan Nacional de Acción Cultural Exterior de 10 años, que se hará público en octubre
La hora de la diplomacia cultural
AP Con el nuevo Plan Nacional de Acción Cultural Exterior ya no habrá caprichos como la cúpula de Barceló en Ginebra
Ha llegado la hora de ajustar presupuestos y acciones para la promoción cultural de España en el Exterior. No sólo la crisis, sino también la necesidad de sacar partido a un ámbito en el que nuestro país es gran potencia ha permitido un diálogo que otras veces se enredó entre competencias imposibles de armonizar. Según fuentes políticas consultadas por ABC en diferentes departamentos, ha llegado la hora de la diplomacia cultural. Antes, las decisiones se tomaban aisladamente en el ámbito de dos ministerios, tres sociedades estatales (Seacex, SECC y SEEI) y tres institutos (Cervantes, Elcano, ICEX), a los que las Comunidades Autónomas añadían diecisiete toques de ricos casticismos. Pero el convenio firmado entre Moratinos y González-Sinde en noviembre pasado ha cambiado absolutamente ese paisaje. Ya no habrá caprichos como la cúpula de Barceló en Ginebra, piques políticos ante nombramientos, ni arbitrariedades. Al menos en teoría, el convenio firmado en noviembre de 2009 ha sentado las bases para una fuerte política de Estado.
La importancia del turismo y las industrias culturales para nuestro futuro han impuesto lo que se pedía desde los tiempos en que se hablaba de «guerra» entre Exteriores y Cultura: que el Estado se tome esto tan en serio que se profesionalice. Con ese fin, el convenio creaba la comisión de trabajo a la que González-Sinde destacó a Guillermo Corral (director general de Industrias Culturales), mientras que Moratinos nombró a Carlos Alberdi (director de Relaciones Culturales y Científicas de la AECID). Ambos han pilotado en tándem las reuniones mensuales con los tres institutos y sociedades estatales para fijar la política de acción cultural. Los primeros frutos se verán en julio, al término de la Presidencia Europea, y se hablará de ellos en un curso de la UIMP. Pero en octubre se presentará el primer documento que marque los ejes para la política cultural de los próximos 10 años.
Todos han cedido
Todos han cedido, pero lo más importante es que, desde ahora, ese grupo analizará, caso por caso y país por país, cuál es la política más idónea y quién es el más indicado para ejecutarla. Los lectores de ABC ya conocen el proyecto estrella, la Spain/US House, una casa que tendrá su sede en la antigua residencia del embajador español y que está llamada a influir en EE.UU. con una promoción de consecuencias culturales y también comerciales. Paralelamente, se ha decidido abandonar la cooperación cultural para el desarrollo en Chile. Junto con México y Argentina, forman un pequeño grupo de países que culturalmente tratamos de igual a igual. En otros, en cambio, las directrices de la política exterior marcan otra orientación de cooperación.
Son dos ejemplos de que las cosas se están haciendo bien. El grupo de trabajo empezó por una consulta con todos los actores posibles, al tiempo que se revisaban los estudios disponibles; el más antiguo, un encargo de Aznar al marqués de Tamarón en 1998 sobre los objetivos de la acción cultural exterior. Se ha pedido a las Comunidades Autónomas su participación en el proceso (ya trabajan en el futuro del turismo cultural y habrá más). La intención es sumar todos los engranajes del Estado de forma coordinada. Como frutos tempranos, el consenso ha marcado los últimos nombramientos de la diplomacia cultural, tanto para el comité que decidirá la representación española en la Bienal de Venecia como el nuevo consejero cultural de la Embajada en Washington (y director de la Spain/US House), Guillermo Corral. Además, Cultura coordinará un programa de becarios en las embajadas que complementa otras iniciativas para profesionalizar en gestión cultural al conjunto de la diplomacia. Por primera vez la singularidad de España (la diversidad de gobiernos e instituciones implicadas) puede jugar a favor de la eficiencia. Seguiremos informando.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es