El Gobierno y la oposición llegaron ayer a un acuerdo para trabajar juntos con el propósito de vencer la crisis económica y financiera que atraviesa Portugal. El primer ministro, José Sócrates, y el líder del Partido Social Demócrata (PSD, centro derecha), Pedro Passos Coelho, se reunieron ayer con carácter de urgencia para encontrar una solución al problema. Ambos consideran necesario anticipar para este año algunas de las medidas del pacto de estabilidad previstas para 2011.
Socialistas y conservadores se han comprometido con los portugueses a mantener diálogo y cooperación constantes que les ayuden a salir de la crisis. Tras una reunión de más de una hora, los líderes de los dos principales partidos políticos estuvieron codo a codo ante los medios de comunicación para dar a conocer las novedades. En palabras de José Sócrates, el compromiso alcanzado pretende responder «al ataque especulativo sin fundamento tanto al euro como a la deuda soberana portuguesa». El primer ministro anunció la anticipación para este año de las modificaciones en las prestaciones sociales, en el subsidio de desempleo y rendimiento social de inserción. Todas ellas, medidas contenidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) presentado en Bruselas y previstas para 2011.
El primer ministro dirigió palabras de elogio al líder de la oposición, del que resaltó su «actitud de responsabilidad» demostrada. Señaló que en la reunión mantenida discutieron las propuestas del PSD para la reducción del déficit público. Además, quiso subrayar que Portugal «es un país que cumple con sus objetivos y que nunca desistió de su credibilidad».
Por su parte, Pedro Passos Coelho, que lleva menos de un mes como líder del partido de centro derecha portugués, se mostró totalmente abierto para «cooperar con el Gobierno» en la anticipación de las medidas acordadas. Todo ello para tranquilizar a los mercados internacionales e «invertir la desconfianza sobre la deuda soberana portuguesa».
Entre las medidas anticipadas se encuentra una nueva ley de condiciones de recursos que aspira a «establecer un marco de justicia para los que reciban prestaciones sociales». En lo que se refiere a las modificaciones al subsidio del desempleo, el primer ministro luso pretende evitar que «nadie tenga más beneficios estando en paro que trabajando». Además, este mismo año van a comenzar con auditorías y fiscalizaciones a las prestaciones sociales.
Alcanzar las metas
Este encuentro ha sido, para José Sócrates, «una señal de confianza para el país, pero también para los mercados internacionales», que ven así «la capacidad de Portugal para alcanzar las metas que se propuso». Lo más importante ahora es que «se cumplan los objetivos del PEC». El líder del PSD garantizó que existirán condiciones «para que estos objetivos presupuestarios se alcancen». Resaltó igualmente que su partido hará todo lo que esté a su alcance «y lo que sea necesario para que Portugal, de acuerdo con las medidas que el Gobierno entienda que sean más prioritarias, pueda ver cumplidos sus objetivos internacionales».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es