Los 250.000 beneficiarios tienen que incluirlo en su declaración
Los 250.000 ciudadanos que el año pasado cambiaron de coche y se beneficiaron del Plan 2000E tendrán que devolver ahora, al hacer la declaración de la renta, parte de la ayuda recibida, según advirtió ayer el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). Fuentes de la Agencia Tributaria confirmaron a ABC que, al tratarse de una ayuda pública, los contribuyentes deberán incluirla como ingresos en su declaración, aunque en los borradores de la Agencia y en los datos fiscales que se están enviando a los ciudadanos, no se incluye esta información, ni se advierte de ello.
El hecho de que Hacienda no tenga ahora esa información -aunque sea un dinero que ha salido de sus propias arcas- no exime a los contribuyentes de la exigencia de declarar estas rentas, incluso en los casos en que el ciudadano no tenga obligación de presentar declaración por tener ingresos inferiores a 22.000 euros. Así, aquellos contribuyentes que no lo declaren, pueden recibir a lo largo de los próximos cuatro años declaraciones paralelas exigiéndoles estas cantidades. Lo mismo que ocurre con la ayuda al alquiler para jóvenes.
Esta obligación supone que aquellos ciudadanos que compraron un coche el año pasado y entregaron a cambio un vehículo con más de 10 años de antigüedad y recibieron una ayuda de 500 euros por parte del Estado y otros 500 por parte de su comunidad, tendrán que devolver ahora entre 240 euros y 430 en función de su nivel de ingresos. También habrá que declarar las ayudas que como las de Madrid, que devolvían un 20% del impuesto de Matriculación. Según los cálculos de los técnicos Hacienda agrupados en Gestha, las administraciones públicas recuperarán más 50 millones de los 140 invertidos en el plan.

Enviar a:

¿qué es esto?