Actualizado Jueves , 15-04-10 a las 18 : 53
Centenares de pasajeros permanecen "atrapados" en el aeropuerto de Barajas ante la imposibilidad de emprender su viaje a Reino Unido y otros países europeos que han cerrado ya su espacio aéreo por la nube tóxica creada tras la erupción de un volcan en Islandia, a unos mil kilómetros de distancia. Las colas y el trasiego de usuarios se notan especialmente en las terminales 1 y 4. Desde ellas salen los vuelos hacia Londres y otras ciudades británicas. Según el último balance, se han suspendido ya 466 vuelosentre España y el Norte de Europa por la nube de ceniza volcánica.
La mayoría de los pasajeros "atrapados" entiende la cancelación de su vuelo ya que se trata de una catástrofe natural y, además, impredecible. Lo que más les inquieta es no saber cuándo van a poder tomar el vuelo. En los mostradores, los empleados les informan: "hasta que no pase la nube volcánica no se podrá iniciar la navegación aérea".
Los aeropuertos europeos están cerrando porque es imposible aterrizar, "y aunque alguien se arriesgara, además de no tener visibilidad, corre el peligro de que la ceniza y los cristales diminutos que la acompañan se metan en la turbina del avión. Es una locura volar así", señala a ABC.es uno de los pilotos que también esperaba en Barajas el desenlace de esta situación.
Alojamiento sólo a los pasajeros en tránsito
Las compañías aéreas están ofreciendo alojamiento a los pasajeros en tránsito. Salvo estos casos, a los usuarios se les pide "que vuelvan a sus casas" hasta que todo pase. "El billete está asegurado, pero no sabemos cuándo se va a poder volar", señalan desde una aerolínea de bajo coste.
"No hay derecho a esta falta de información", se queja Antoine B., un fránces que quería llegar hasta el aeropuerto de Heathrow esta mañana y se se ha visto con la maletas en el carrito sin poder facturar. "Yo lo entiendo. Ellos tienen el avión y la tripulación pero si el espacio aéreo está cerrado, sólo queda esperar", respondía Virginia Altares, otra pasajera cargada de paciencia. "Me voy. Ya iré preguntando cuándo podemos salir. Sí, es un fastidio porque yo me iba de vacaciones, las de Semana Santa atrasadas. Pero qué le vamos a hacer", declaraba Pedro, con su mochila a cuestas.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es