Valoración:
Situado a 5.000 metros bajo las olas del Caribe, el agua es tan caliente que puede derretir el plomo
Primera fotografía del repiradero del volcán más profundo del mundo / NOC
Actualizado Miércoles , 14-04-10 a las 11 : 13
Una expedición científica británica ha descubierto la chimenea volcánica submarina más profunda del mundo, a 5.000 metros bajo el mar en la depresión de Caimán, en el Caribe. A esa profundidad, casi la mitad de una milla más abajo de lo que nadie ha visto jamás, el agua está lo suficientemente caliente como para fundir el plomo, y la presión es insoportable, como si un gran automóvil familiar empujara hacia abajo cada centímetro cuadrado de las criaturas que viven allí. Un auténtico infierno marino del que por primera vez tenemos imágenes y en el que, sin embargo, hay vida. El fenómeno geológico pudo ser descubierto gracias a un vehículo para inmersiones profundas utilizado por control remoto desde el buque de investigación James Cook.
Los respiraderos volcánicos son manantiales submarinos donde el agua sobrecalentada brota del fondo del océano. Fueron vistos por primera vez en el Pacífico hace tres décadas, pero la mayoría se encuentra a menos de 3.800 metros de la superficie. Para los científicos suponen un tesoro fascinante, ya que el agua hirviendo que emana alimenta exuberantes colonias de criaturas de aguas profundas, lo que incluso ha obligado a reescribir las reglas de la biología. Según los autores de la investigación, estudiar las formas de vida que prosperan en estos refugios pueden darnos pistas, nada menos, sobre cómo empezó la vida en la Tierra, e incluso sobre la posibilidad de vida en otros planetas.

El infierno bajo el mar: el volcán más profundo del mundo
El robot Autosub6000 / NOC
El nuevo respiradero es aún más increíble. «Fue como pasear por la superficie de otro mundo», asegura Bramley Murton, geólogo del Centro Oceanográfico Nacional (NOC) en Southampton (Reino Unido). «Los colores del arcos iris de las aguas minerales, y los azules fluorescentes de los tapetes microbianos que las cubren no se parecían a nada que yo hubiera vista antes». Los científicos utilizaron un robot submarino llamado Autosub6000, desarrollado por ingenieros del NOC para examinar el lecho marino con un detalle sin precedentes. Posteriormente, el equipo inició otro vehículo denominado HyBIS.
Los científicos compararán la vida marina en el abismo de la depresión del Caimán con la que ya se conoce en otros respiraderos de aguas profundas, para entender la trama de la vida a través de las profundidades del océano. El equipo también estudiarán la química del agua caliente que brota de las rejillas de ventilación y la geología de los volcanes submarinos donde se encuentran estos respiraderos.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios: