La Guardia Civil confirma que el cuerpo encontrado es el de la joven desaparecida el martes, que había quedado para pelearse con otra adolescente. El móvil de la víctima estuvo apagado desde su marcha
Detenida una compañera de clase de la niña hallada muerta en Seseña
Cristina Martín de la Sierra / EFE
Actualizado Domingo , 04-04-10 a las 06 : 28
La menor Cristina Martín de la Sierra, cuyo cuerpo ha sido encontrado este sábado por la mañana en una fosa 3,5 metros de profundidad junto a una fábrica derruida en la antigua cantera de yeso de la localidad toledana de Seseña, había quedado el martes para pelearse con una compañera de clase. Salió de su casa a las once de la mañana y ya no volvió. Sus padres denunciaron su desaparición ese mismo día, a las siete de la tarde.
Los especialista en montaña de la Guardia Civil, que llegaron a la zona donde fue hallado el cuerpo en torno a las tres y media, recuperaron el cadáver pasadas las seis de la tarde, en presencia de la jueza de Instrucción número 3 de Illescas y del forense. Tras comprobar que el cuerpo, que presenta evidentes signos de violencia, es el de la joven desaparecida, un portavoz de la Benemérita ha confirmado la detención de la adolescente con la que se había citado Cristina, aunque sin precisar su identidad debido a que la jueza ha decretado el secreto de sumario. El subdelegado del Gobierno, Javier Corrochano, había desmentido por la mañana a ABC que se hubiese detenido a otra menor como presunta autora del crimen, como se informó en principio.

Aunque según la versión de la Guardia Civil fue una pareja de agentes que participaba en la búsqueda la que encontró el cuerpo de la joven sobre las 12.30, otras fuentes consultadas por ABC apuntan a que el lugar en el que se ha producido el hallazgo -un sótano medio derruido al lado de una antigua cantera de yeso abandonada situada a las afueras de Seseña- pudo haber sido apuntada por alguna de las personas que habían sido interrogadas, entre ellas varios menores. La zona en la que se encuentra el cuerpo de la joven, junto al Parque de la Chopera, cerca del castillo, ya había sido rastreada el mismo martes por agentes de la Guardia Civil, pero el cadáver sólo se puede ver desde un punto concreto desde la superficie.

El lugar donde se encontró el cadáver está a unos 40 kilómetros de donde apareció el cuerpo de Anabel Segura, en Numancia de la Sagra, hace 17 años. Fue asesinada el 12 de abril 1993.

Malas notasLa joven salió de su casa el martes a las once de la mañana. No llevaba dinero ni documentación, pero sí su teléfono móvil, que estuvo apagado ya desde el martes a mediodía, poco después de su desaparición. La niña, que había sido castigada por sus padres tras sacar muy malas notas en clase, llevaba puestos unos pantalones marrones y una cazadora beige, las misma ropa que se encontrón en el cadáver. Su padre Francisco, al ver que Cristina no regresaba, denunció su desaparición el martes a las siete de la tarde.
Los padres de la joven, Francisco y Pilar, se encuentran en el domicilio familiar con un psicólogo y personal de Protección Civil a la espera de que se rescate el cadáver y se confirme que se trata de su hija, de lo que se ocupará el forense que llegó a la zona pocos después de las cinco de la tarde. La familia de la joven, que tenía dos hermanos y una hermana, había pedido la colaboración del pueblo para encontrarla. Para las tres de la tarde de este sábado estaba prevista una batida por la zona de la población de Seseña.
Desde el momento de su desaparición, todas las patrullas de Seguridad Ciudadana y miembros del Seprona, han realizado un continuo servicio de búsqueda. Los equipos de investigación de la Comandancia de la Guardia Civil iniciaron también una investigación para determinar las circunstancias de la desaparición.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es