Valoración:
Actualizado Miércoles , 31-03-10 a las 09 : 16
«Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio». Es la definición que de sí mismo hizo Truman Capote en su libro, ácido autorretrato y egocéntrico espejo de su alter ego imaginario, «Música para Camaleones». Se trata de una frase que ha pasado a los anales de la historia literaria y que bien podríamos considerar una inteligente salida del armario, con esa ironía de la que sólo era capaz el genial Capote.

Pero no todas las salidas del armario (en el mundo anglosajón hay incluso un movimiento denominado «outing» que induce a confesar su homosexualidad a los rostros famosos, con no pocas controversias) son tan elegantes, y originales. El de Ricky Martin confesando abiertamente su homosexualidad a través de Twitter y Facebook es el último ejemplo de una serie de personajes de la escena pública nacional e internacional que, en un momento dado de su carrera (antes o después, casi siempre después) decidieron proclamar abiertamente su sexualidad.

La cuota femenina extranjeraMientras en Estados Unidos Ellen DeGeneres es lo que podríamos denominar la profeta gay que empezó a predicar en un desierto de incomprensión y doble moral (su historia con la actriz Anne Heche vino a durar menos que «Seis días y siete noches», aunque ahora la famosa presentadora está felizmente casada con Portia de Rossi, conocida por su papel en la serie Ally McBeal), en España son escasos los casos de personalidades que viven su (homo)sexualidad en público y ante los molestos focos. Bien es cierto que la soledad de DeGeneres se vio difuminada con la llamativa confesión que hace un tiempo hizo la actriz Jodie Foster, quien tras años de especulaciones decidió poner fin al molesto «rumore rumore» mediante una discreta declaración de amor a su pareja al recoger un premio que le concedía «The Hollywood Reporter». Foster se limitó a dar las gracias a «mi bella Cydney» y aunque la pareja terminó separándose al poco tiempo, lo cierto es que dicha confesión sacó de repente del armario a una de las actrices de mayor talento de Hollywood.


Los gays más famosos
Lindsay Lohan y Samantha Ronson /ABC
A Ellen DeGeneres, Portia de Rossi y Jodie Foster se unen otros rostros llamativamente femeninos como los de la fotógrafa Annie Leivobitz (mantuvo una duradera aunque intermitente relación de pareja con la escritora Susan Sontag, aunque no se hizo público hasta el fallecimiento de ésta víctima de un cáncer), la actriz Rossie O'Donnell (en 2004 se casó en San Francisco con la ejecutiva de marketing Kelli Carpenter), la televisivamente neoyorquina Cynthia Nixon (dejó a su marido para iniciar una relación con la activista Christine Marinoni), la ciclotímica (sexualmente hablando, en lo personal es mejor no meterse) Lindsay Lohan, la cantante y actriz Leisha Hailey (conocida en España por su papel de Alice Pieszecki en «The L Word»), la cantante canadiense K. D. Lang (quien, por cierto, mantuvo una relación con Hailey) o la mismísima Angelina Jolie, quien en más de una ocasión ha declarado haber mantenido relaciones con una famosa y andrógina modelo.

Pero la llamativa cuota femenina internacional no desmerece al numeroso listado de homosexuales que han aparecido en público sin reparos a mostrar su lado más íntimo y personal, que diría la película. El cantante Rufus Wainwright (a punto de visitar nuestro país para promocionar su nuevo disco) mantiene una relación estable y hace bien poco nos deleitó con su homenaje a Judy Garland, la musa por excelencia de todo gay que se precie de serlo, el actor de «Anatomía de Grey» T. R. Knight (sonada fue la expulsión de su compañero en la serie Isaiah Washington, que interpretaba al doctor Burke, por los insultos que supuestamente le dirigió), el maravilloso Antony Hegarty (líder de «Antony and the Johnsons»), o los ya ilustres en el panteón de la homosexualidad Marc Almond, George Michael o Elton John.
España: hombres sí, mujeres no
En España la salida «rosa» del armario entre los personajes famosos no es una práctica habitual, pero sí influyente. Lejos de formar un auténtico «lobby», lo cierto es que numerosas personalidades de la cultura, los medios de comunicación o la política viven su homosexualidad abiertamente.
Desde el «peso pesado» Fernando Grande-Marlaska, juez de la Audiencia Nacional, que en 2005 se casó con su novio Gorka, hasta el político Pedro Zerolo, que recién casado acudió a la boda gay de Jesús Vázquez, en noviembre de 2005. También el televisivo Jorge Javier Vázquez es un abanderado de la causa y asiduo a los desfiles del «Orgullo».

Los gays más famosos
Eduardo Casanova caracterizado como «El Principito» /ABC
También el cineastaAlejandro Amenábar reveló su orientación sexual en 2004 en las revistas «Shangay» y «Zero». Más gays exitosos, confesos y por ello, automáticamente convertidos en estandartes gay: Nacho Duato, director de la Compañía Nacional de Danza; Quique Sarasola, jinete olímpico, empresario y autor de la frase «Antes de que me llamen maricón lo digo yo»; Miquel Iceta, del PSC; el «glamouroso» finalista del premio Planeta Boris Izaguirre o el joven actor Eduardo Casanova(Fidel en la serie «Aída» y nuevo relevo en el «outing»).
No obstante, entre las mujeres la cosa cambia. De muchas actrices y artistas se especula, se dice y se ve, pero más allá del «vox populi» no hay ni una sola que haya declarado abiertamente su homosexualidad. En definitiva, nada ha cambiado desde aquella «Mujer contra mujer» que Mecano cantara allá por los años 80.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Facebook ABC.es