Valoración:
Jueves , 25-03-10
En medio del desastre y la tragedia también hay sitio para la paradoja. La Infantería de Marina española ha establecido un campamento en la localidad haitiana de Petit Goave, modélico en organización y aprovechamiento de medios, desde el que los militares salen a trabajar en condiciones durísimas -calor tropical, polvo o barro, según toque...- para desescombrar, demoler edificios, reabrir canales, distribuir agua potable u organizar la atención médica y las vacunaciones. Es la rutina diaria de los militares al servicio de la población afectada por el terremoto y por una miseria que viene de mucho antes. La paradoja llega con las señas: la dirección es camino de «Camp Gloria», y nada más llegar, un cartel que dice «Night club». De lo que aquello debió de ser sólo quedan ruinas, y la principal animación nocturna son los mosquitos.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...