Actualizado Lunes , 22-03-10 a las 21 : 49
Muchas son las teorías sobre cómo desaparecieron los dinosaurios de la faz de la Tierra, pero para algunos científicos, descubrir cómo semejantes animales fueron capaces de sobrevivir a un mundo absolutamente hostil y ponerse la corona sobre el resto de criaturas que pisaban el orbe es aún más enigmático. Según un estudio realizado por paleontólogos de la Universidad de Brown y que publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) , hace unos 200 millones de años una intensísima actividad volcánica acabó con los animales dominantes hasta entonces, los crurotarsanes, unas criaturas cercanas a los actuales cocodrilos, y permitió que los dinosaurios ocuparan su lugar en el escalafón del poder terrestre. Así comenzó un reinado que duró 80 millones de años por tierra, mar y aire.
Cuando no había quién hiciera sombra a los crurotarsanes, todavía al final del período Triásico, el planeta era muy diferente a cómo es ahora. La mayor parte de la tierra estaba unida en un solo continente llamado Pangea y no había océano Atlántico. Sin embargo, las cosas estaban a punto de cambiar. Un azote de erupciones volcánicas se sucedieron, incrementado el dióxido de carbono atmosférico y otros gases de efecto invernadero que acabaron con la mitad de las especies de plantas existentes y diezmaron la población de crurotarsanes. Al parecer, gracias a la catástrofe climática, los dinosaurios fueron liberados de sus principales competidores y se convirtieron en la fuerza dominante en el mundo animal.
Por qué los dinosaurios dominaron la Tierra
Aspecto de un crurotarsan / ABC
Cuestión de suerte«Lo más importante es que muchas personas han oído por qué se extinguieron los dinosaurios, pero la pregunta de por qué llegaron a ser lo que eran es mucho más emocionante», afirma Whiteside, profesor asistente de ciencias geológicas. Lo que saben los científicos es que hace más de 200 millones de años, el supercontinente Pangea se rompió cuando las placas de América del Norte y de África comenzaron a separarse, creando la cuenca que después se convertiría en el Océano Atlántico. Enormes erupciones volcánicas que duraron unos 600.000 años cubrieron de lava esta cuenca de más de 9 millones de kilómetros cuadrados, un área cercana a la parte continental de Estados Unidos.
Los investigadores analizaron los fósiles y las firmas de carbono de dos cuencas antiguas en el noreste de Estados Unidos, la de Newark y Hartford, así como otras zonas de Inglaterra para averiguar exactamente qué lo que había ocurrido con el clima, y cómo había afectado a las plantas y animales. De esta forma, averiguaron que la mitad de las especies de flora pereció en la actividad volcánica del Triásico. En cuanto a los animales, los crurotarsanes no pudieron sobrevivir a la lava. Liberado de su principal competidor, los primeros terópodos, una categoría que incluye a todos los dinosaurios carnívoros desde el velocirraptor al Tyrannosaurus rex, se convirtieron en dominantes.
Los científicos admiten que es difícil explicar cómo los dinosaurios consiguieron sobrevivir ellos también a la catástrofe natural, pero lo cierto es que tuvieron la enorme suerte de adaptarse a un mundo absolutamente terrorífico.

Enviar a:

¿qué es esto?