Valoración:
Barman, ¡un cóctel con cerveza!
En la imagen, el combinado «Noche Jerezana»
Sábado , 20-03-10
La coctelería resurge con fuerza. Sobre todo en ciudades como Madrid y Barcelona los bares especializados se multiplican, abarrotados por un público multitudinario y variopinto, muchos jóvenes incluidos, que buscan esas combinaciones alcohólicas preparadas con habilidad por expertos barman. Y no sólo los tradicionales dry Martinis, gin fizz, negronis, margaritas, daiquiris o whisky sour. También combinaciones nuevas y originales. Porque la coctelería es una continua innovación, pura creatividad.
Por eso, lo último de lo último, lo más novedoso, acaba de presentarlo el coctelero Javier de las Muelas,propietario del célebre bar Dry Martini, en la Ciudad Condal: los cócteles con cerveza. Estamos habituados a beber la cerveza sola o a lo sumo en las tradicionales «claras» con limón o gaseosa. Sin embargo, De las Muelas, en colaboración con la cervecera Mahou San Miguel, la ha convertido en protagonista de diversos tragos mediante una original serie denominada Beer Cocktails.
Son diez propuestas frescas, intensas y originales, inspiradas algunas en cócteles clásicos como el negroni o el pisco sour, que aportan sabores, texturas, aromas y colores diferentes y que marcan una nueva tendencia. Con la ventaja de una graduación alcohólica más baja, que oscila entre 0 y 14 grados de alcohol. El barman barcelonés ha tenido además el acierto de incorporar algunos de nuestros vinos emblemáticos. Manzanilla de Sanlúcar en uno; un Pedro Ximénez jerezano viejo, en otro. Y de pensar en todo tipo de públicos y de situaciones. La mayoría se pueden hacer en casa sin problemas, como pudimos comprobar en la presentación realizada esta semana.
Divertido, por ejemplo, el Summer Beer, versión de la sangría con tan solo 3 grados de alcohol para servir en jarra y disfrutar del verano: azúcar, ralladura de lima, sirope de fresa y zumos naturales con abundante hielo y sobre todo ello la cerveza, en este caso la Selecta de San Miguel. Es importante este detalle. En todos los cócteles, menos uno, la cerveza se añade al final ya que no se puede agitar en la coctelera ni con la cucharilla por motivos evidentes.
Como todo, es cuestión de gustos. Pero uno de los mejores es el Tebaldi, una versión del negroni que se prepara en vaso mezclador con abundante hielo, orange bitter, Martini rosado y Campari. Una vez removido se sirve en copa de cóctel y se completa con Mahou clásica casi helada. En la misma línea clásica, el Ginger Collins, inspirado en los Collins pero sustituyendo las sodas, las tónicas o los ginger ale por San Miguel 0,0 Manzana, que aporta el carbónico y además potencia el sabor. Su base alcohólica es la ginebra, que se complementa con azúcar, zumo de lima y una rodaja de jengibre.
Y un guiño a Andalucía con el llamado Noche Jerezana: Pedro Ximénez viejo, pieles de naranja y Mahou Negra perfumado con pimientas rosa y de Jamaica y nuez moscada. Una novedad que a los más puristas puede sonarles a herejía. A otros a puro esnobismo. Pero la coctelería es eso: una combinación en el vaso de mezclas de innovación y de esnobismo. Y estos cócteles con cerveza reúnen ambas cosas.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...