Un aborto masculino a voluntad
Un pez aguja macho descansa en un tanque de agua en la Universidad A&M de Texas / Nick Ratterman
Actualizado Jueves , 18-03-10 a las 11 : 17
Los machos de la familia de los caballitos de mar, que reúne a algunas de las pocas especies en las que existe el embarazo masculino, pueden detener su gestación a voluntad. Según un estudio realizado por científicos norteamericanos, el saco masculino para la progenie puede tener un papel muy activo en la selección de la descendencia y el aborto tras la copulación, de forma que los machos rechazan antes de nacer a los vástagos que provienen de hembras poco atractivas.
En el embarazo masculino, un fenómeno único en los caballitos de mar, peces aguja y dragones de mar, la hembra deposita sus huevos en la bolsa del macho durante el apareamiento y el macho protege y nutre a la descendencia en desarrollo durante un embarazo de varias semanas.
Científicos de la Universidad A&M de Texas, dirigidos por Kimberly Paczolt y Adam Jones, muestran ahora que los peces aguja del Golfo pueden selectivamente realizar un aborto de los embriones de las hembras que se perciben como menos atractivas, ahorrando así recursos para futuras oportunidades reproductivas.
Un aborto masculino a voluntad
Embriones se desarrollan en el saco masculino. Los poco atractivos serán rechazados / Kimberly Paczolt
Esta investigación sugiere, a pesar del hecho de que estas especies exhiben una selección de pareja anterior al apareamiento, que el pez aguja varón tiene la última palabra sobre el futuro de la descendencia. Él decide quién nace y quién no. Este es el único ejemplo conocido de conflicto sexual tras la copulación en una especie con inversión de los sexos.
La investigación ha sido publicada en la revista Nature.

Enviar a:

¿qué es esto?