Más de 20.000 personas continúan sin luz una semana después de la nevada
EFE Montilla en su visita de ayer a la comarca de Baix Empordà (Gerona)
Domingo , 14-03-10
Más de veinte mil personas (20.600) continúan este fin de semana en Cataluña sin luz, casi todas ellas en las comarcas de Gerona, en lo que se ha convertido en una cansina lucha contra los efectos del temporal de nieve que estalló el pasado lunes. El cálculo lo reveló ayer Protección Civil. Endesa, por su parte, hablaba de 5.000 «clientes» a oscuras, pero es obvio que el número de abonados siempre es menor al de afectados reales, más allá de que la compañía eléctrica maquille o no las cifras para atenuar su efecto.
A estas alturas, ninguna previsión es ya alentadora. Una semana sin luz, sin agua caliente y, en muchos casos, sin teléfono ha provocado una sensación de desánimo que se transforma en crispación contra los representantes políticos que intentan apaciguar los ánimos de los afectados. Unos afectados que por el momento no han podido intercambiar opiniones con ningún responsable de Fecsa-Endesa.
Muestra de éste clima de tensión es la elaboración de un manifiesto hecho público ayer en el que los alcaldes de las comarcas de Gerona critican la «opacidad» de las compañías eléctricas a la hora de dar información.
Contra Endesa y el tripartito Además, los municipios coinciden en lamentar la lentitud de las compañías para ofrecer alternativas a la falta de suministro y de la Generalitat para poner en marcha los protocolos de protección civil ante la avería.
El texto reclama que la Generalitat obligue a las eléctricas a someterse a una auditoría sobre el estado de todas las líneas de distribución, tanto de las afectadas como de las que no, y pide que la Administración abra «de manera inmediata y ágil» una línea de ayudas para afrontar los gastos que los ayuntamientos han tenido que asumir.
Zona cero
El presidente de la Generalitat, José Montilla, visitó ayer el Baix Empordà -la segunda vez que pisa la «zona cero» del temporal-, y lanzó una dura crítica a las compañías eléctricas. Montilla puso de relieve que los servicios que dependen de la Generalitat «tardaron veinticuatro horas en quedar restablecidos» mientras que la recuperación del suministro eléctrico se está ralentizando demasiado por culpa de la incapacidad de las compañías eléctricas.
El mandatario no quiso dar ninguna fecha sobre el regreso a la normalidad porque, alegó, las propias eléctricas no dan un plazo «y, si lo dieran, no sé si me lo creería».
Los problemas de suministro eléctrico derivados del temporal de nieve en Cataluña han devuelto a la actualidad la controvertida línea de Muy Alta Tensión (MAT) que conectará Francia y España por Gerona y que aún se está construyendo. Red Eléctrica Española, Endesa, empresarios y algunos partidos, como el PSC, se han apresurado a señalar que si Cataluña dispusiera ya de esta autopista eléctrica el apagón del lunes se habría arreglado en poco tiempo. Otras voces creen que las eléctricas se escudan en la ausencia de la MAT por no responder de sus negligencias. Cierto o no, ocurre que la construcción de la MAT se ha ralentizado, precisamente, por las trabas de agrupaciones ecologistas y de partidos como ICV y ERC, socios junto al PSC del gobierno tripartito que ahora sufre la ira de los ciudadanos ofuscados.

Enviar a:

¿qué es esto?