Una almohadilla española contra el Síndrome de la Clase Turista
Actualizado Jueves , 11-03-10 a las 11 : 57
El jet lag no es el único problema con el que puede encontrarse el viajero cuando recorre largas distancias en avión. Edema, entumecimiento, hormigueo, cansancio general... son algunos de los síntomas, los más leves y genéricos, del denominado Síndrome de la Clase Turista, una patología venosa asociada a los viajes en los que se pasa más de cuatro horas sentado en un avión. En los casos más graves puede aparecer incluso trombosis venosa profunda y embolia pulmonar.

A pesar de su nombre, no es una patología exclusiva de los viajeros de clase turista, sino que está más relacionada con las condiciones generales de la cabina como la baja presión atmosférica y de oxígeno, la baja humedad relativa y, sobretodo, con la limitación de la movilidad de forma prolongada y las posibles alteraciones del viajero en la coagulación.

En personas sanas se estima que este síndrome afecta a uno de cada cuatro mil pasajeros que realizan vuelos de larga duración, una cifra que aumenta considerablemente si se tiene en cuenta a aquellos que cuentan con una mayor predisposición a sufrir problemas de obstrucción como las personas obesas, las mujeres embarazadas, los enfermos crónicos de corazón, pacientes tumorales o diabéticos, entre otros.

Caminar por el pasillo del avión cada hora, hidratarse con agua, ajustarse la ropa y el calzado de manera que no impidan la circulación, hacer ejercicios de piernas y dormir en posiciones que no impidan la circulación de la sangre en alguna parte del cuerpo son algunas de las recomendaciones para prevenir los coágulos.

Dónde adquirirloPero ahora evitar el Síndrome de la Clase Turista puede ser mucho más fácil. Una empresa española ha desarrollado un dispositivo portátil que produce una mejora de la circulación venosa y, por tanto, reduce las posibilidades de padecer esta patología. Se trata de unas almohadillas hinchables, fácilmente transportables, que recrean la acción de andar. Se colocan bajo los pies y, mediante la realización de la tabla de ejercicios que acompañan al producto, estimulan el retorno venoso favoreciendo la circulación sanguínea y la microcirculación en la zona plantar.

El producto, desarrollado por un equipo de del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Clínico Universitario San Cecilio de Granada y los departamentos de Cirugía, Educación Física y Deportiva de la Universida de Granada, no sólo previene la obstrucción venosa sino que, además, según sus creadores, reporta bienestar, lo que permite que, tras el viaje, el pasajero pueda realizar una actividad física normal, evitando trastornos habituales como la hinchazón de pies, los problemas para ponerse el calzado o el cansancio en general.

De momento sólo se puede adquirir el producto a través de la web www.flipflowing.com a un precio de 14,95 euros, aunque, según la empresa comercializadora, en menos de un mes estará en las farmacias de toda España.

Enviar a:

¿qué es esto?