Actualizado Lunes , 08-03-10 a las 18 : 17
Los ministros de Empleo de la UE aprobaron hoy crear un nuevo instrumento financiero dotado con 100 millones de euros cuya función será dar microcréditos de hasta 25.000 euros a pequeñas empresas y a parados que deseen convertirse en autónomos o poner en marcha un pequeño negocio propio.
Los fondos, que empezarán a estar disponibles a partir de junio, van especialmente dirigidos a las personas que normalmente no pueden obtener préstamos por la crisis económica y el endurecimiento del crédito. Los 100 millones de euros se repartirán en un periodo de cuatro años (2010-2013) y permitirán movilizar más de 500 millones de euros en créditos en cooperación con instituciones financieras internacionales como el Banco Europeo de Inversiones (BEI).
El nuevo instrumento, que ya ha sido acordado con el Parlamento Europeo, se aprobó con el voto en contra de Alemania. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, destacó que "es la primera medida que Europa emprende relacionada no con el sistema financiero sino con el empleo" tras la crisis. A su juicio, hay que intentar salir de la crisis "no solo consolidando el sistema financiero, que también, sino sobre todo generando empleo".
Los microcréditos estarán diseñados para microempresas --aquellas que tienen menos de diez empleados, es decir el 91 % de todas las empresas europeas-- y para personas en paro o inactivas que quieren hacerse trabajadoras autónomas pero no tienen acceso a los servicios bancarios tradicionales. Tendrán preferencia los jóvenes y las personas más desfavorecidas.
La creación de este instrumento forma parte de las medidas propuestas por el Ejecutivo comunitario para dar una respuesta social a la crisis económica.
Derechos sociales de autónomos y cónyugesLos ministros de Empleo de los Veintisiete aprobaron además, pendiente de ratificación por la Eurocámara, una norma para mejorar la protección social a los trabajadores autónomos cuyo objetivo es eliminar obstáculos para las mujeres empresarias y para mejorar la protección social de los cónyuges colaboradores de los autónomos, que a menudo trabajan en el sector sin beneficiarse de los derechos correspondientes.
La nueva norma no tendrá un gran impacto en España porque el régimen de seguridad social de trabajadores autónomos ya incluye en su campo de aplicación personal a los cónyuges colaboradores que de forma habitual, personal y directa colaboren con el trabajador por cuenta propia.
Los 27 dieron además su aprobación definitiva a la directiva que aumentará en toda la UE la duración mínima del permiso parental, el que tiene como finalidad el cuidado de los hijos pequeños por parte de la madre o del padre, de 3 a 4 meses por progenitor. El compromiso se aplicará a todos los trabajadores por cuenta ajena, independientemente del tipo de contrato. La legislación española ya permite a los trabajadores cogerse excedencias para el cuidado de los hijos de hasta 3 años.
Finalmente, los ministros de Asuntos Sociales acordaron una directiva cuyo objetivo es reforzar la seguridad en el lugar de trabajo de los trabajadores del sector sanitario, protegiéndoles contra las lesiones provocadas por objetos punzantes o cortantes. La directiva, centrada en la prevención, da efecto jurídico al acuerdo concluido el 17 de julio de 2009 entre la patronal y los sindicatos de los sectores hospitalario y sanitario.

Enviar a:

¿qué es esto?