El ser humano vive gracias a las funciones de los casi 30.000 genes humanos que dirigen la actividad de nuestras células humanas, pero también con la inestimable colaboración de otros 600.000 genes no humanos. Son los genes de microorganismos que resultan cruciales en el bienestar y la salud humana. Conocer cuántos son y qué funciones tienen se consideraba un proyecto casi tan ambicioso como secuenciar el genoma humano.
El logro es de un consorcio científico formado por un equipo internacional (MetaHIT) en el que han participado investigadores españoles del Hospital Valle de Hebrón de Barcelona. Tras el genoma ha llegado el microbioma.
De momento, los investigadores han conseguido el catálogo completo de genes y funciones de bacterias y hongos que viven en perfecta armonía en nuestro interior, sobre todo en el intestino. Ahora queda conocer cuál es la aportación de cada gen, porque permitirá tratar problemas tan frecuentes como la obesidad y otros como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa de difícil tratamiento.
El microbioma se ha obtenido de las muestras fecales de 124 europeos, personas sanas y pacientes con problemas inflamatorios del intestino. Contiene 3,3 millones de genes microbianos de los que cada persona porta unos 600.000 y una tercera parte de ellos es común a la mayoría de la población. Los resultados se presentan en la revista «Nature».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...