Domingo , 28-02-10
Ayer concluyó el LXXII Campeonato de España de Galgos en Campo, la Copa de S.M. El Rey ante unos 4.000 espectadores que se desplazaron, en una desapacible mañana, hasta el corredero de «Canillas Alta» en Rielves, para presenciar la final, donde las perras madrileña «Muleta» y la extremeña «Ajera» se disputaban la copa, manteleta y corbata con los colores de la enseña nacional. Después de dos carreras válidas, resultó merecidamente vencedora «Ajera».
Se enganchó con cierta demora y también tardó en levantarse la primera liebre más de media hora. Sin embargo, en el primer punto en la disputa, se pudo comprobar la calidad de Muleta y Ajera. Interesante carrera, donde los aficionados jaleaban a su galgo preferido. Según pasaban los segundos, el galgo de Joao Maura imponía su fuerza y al final, con un crono de 1,24 minutos, los tres jueces con buen criterio, determinaron que el vencedor había sido Ajera que portaba corbata blanca. La decisión fue acertada, aunque entre los aficionados madrileños, lo aceptaban con aspavientos.
Una vez finalizado el descanso preceptivo, de nuevo engancharon y el segundo punto fue un calco del primero, aunque con la adversidad de no poder ser visionada la prueba por los miles de aficionados en los monitores instalados en la carpa, al impedirlo la orografía del terreno. Los escasos segundos que pudo verse la carrera por el circuito de televisión, daba la sensación que se imponía Muleta, aunque los jueces que presencian todo el desarrollo de la carrera que duró, 1,07 determinaron que el ganador era Ajera. Con este veredicto se había proclamado, después de 16 años, nuevamente un galgo extremeño campeón de España.
Una gran bronca
Como ya ha informado ABC, la representante de Madrid, «Muleta» es una perra castellano-manchega, precisamente de Casarrubios del Monte por este motivo, había sobre el corredero rielveño cientos de aficionados de este municipio de Toledo, que no tuvieron mejor idea que lanzar piedras y barro a los exultantes aficionados extremeños que portaban banderas autonómicas y pancartas, así como a los jueces. Al final se pudo controlar la situación, pero persistieron los insultos hacia los propietarios de «Ajera», el rejoneador portugués, Joao Maura y el quintanés, Claudio Sánchez.
Pasada una hora de la finalización de la final, tuvo lugar en el pabellón «Rodrigo de la Fuente» de Gerindote la entrega de trofeos, a cargo de los federativos encabezados por el presidente de la FEG, carlos Sanz y los vicepresidentes. Sebastián Callejón y Julián Morales, a los galgos semifinalistas, los andaluces: Talavante y Máxima, así como al subcampeón y vencedor: Muleta y Ajera.
Todavía en el recinto cubierto gerindotano, la irascibilidad de los aficionados de Casarrubios del Monte persistía, lanzaban toda clase de improperios hacía los dueños del Ajera y los aficionados pacenses del municipio de Quintana de la Serena, que en todo momento supieron estar a la altura y optaron no entrar en provocaciones.
En la localidad de Santa Olalla tuvo lugar, una vez finalizada la entrega de trofeos, la comida de «hermandad», donde Carlos Sanz desaprobó la actitud de estos «aficionados intolerantes» y pidió una gran ovación para Joao Maura. El aplauso fue cerrado y continuó el ágape. como tiene que ser entre los aficionados al bello deporte del galgo en campo.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es