Actualizado Viernes , 26-02-10 a las 23 : 06
La prestigiosa revista Science se ha hecho eco en su último número del malestar de los investigadores españoles por la precaria situación de la ciencia en España. El artículo es un resumen del manifiesto «Investigar es invertir en el futuro», firmado por distintas agrupaciones nacionales de científicos que piden un aumento de los presupuestos dedicados a I+D+i y que enumeran las principales trabas que encuentran cada día para poder realizar su trabajo con los medios y la solvencia que requieren. Hace unos meses, fue la revista Nature la que dedicó su editorial al «tijeretazo», un artículo de opinión en el que arremetía contra las decisiones del departamento de la ministra Cristina Garmendia. Que las dos revistas científicas más importantes del mundo se refieran a la debilidad de la ciencia española ofrece una idea de las dimensiones del problema.
En la carta enviada a Science, los científicos afirman que la inversión en investigación y desarrollo es el primer «daño colateral» en las finanzas del Estado, «a pesar de que sólo dedicamos (a I+D+i) el 1’35% del PIB». Según cuentan, un colectivo muy afectado por este «tijeretazo» será el de los aspirantes a entrar en la carrera investigadora y, especialmente, el de los científicos con contrato temporal, que verán en muchos casos como éste no se renueva, después de todos sus años de trabajo, durante un proceso de formación y perfeccionamiento continuo financiado en gran parte por el Estado, «que desaprovecha así su inversión».
Un sector «marginado»Los investigadiores dicen que el sector científico ha sido «totalmente marginado de las medidas anticrisis, cuando un Plan-E consagrado a la Investigación y a las infraestructuras científicas podría haber cumplido los mismos objetivos que el efectivamente realizado y haber supuesto un salto cualitativo aprovechable en años posteriores». De igual forma, continuán, «el sistema científico español adolece de una serie de males estructurales, endémicos, que, en el mejor de los casos, son parcheados de un modo deficiente, como el cambio continuo de los responsables burocráticos y de las estructuras de gestión de la investigación, la falta de un calendario fijo de convocatorias de proyectos de investigación, la arbitrariedad y falta de planificación en los sistemas de selección, promoción y estabilización del personal, y la paralización de diversas iniciativas legislativas necesarias».
Los científicos se manifestarán el 6 de marzo en Madrid, con el mismo lema publicado en Science en contra de la política «contradictoria» del Gobierno en materia de I+D+i. Entre los convocantes se encuentran la Plataforma por la Investigación, la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI/Precarios), la Asociación para el Avance de la Ciencia y la Tecnología en España (AACTE), la Asociación Nacional de Investigadores Ramón y Cajal (ANIRC) y la Asociación Nacional de Investigadores Juan de la Cierva (ANIJDC).

Enviar a:

¿qué es esto?