Sábado , 20-02-10
El grupo francés Carrefour, la segunda mayor compañía mundial del sector de distribución minorista, obtuvo en 2009 un beneficio neto de 327 millones de euros, lo que supone un descenso del 74,2% con respecto a los 1.274 millones que ganó en 2008, según anunció ayer la empresa.
Así, su cifra de negocio se redujo en un 1% con respecto a la registrada en el ejercicio anterior, al alcanzar los 87.379 millones de euros, mientras que las ventas netas retrocedieron un 1,2%, hasta los 86.967 millones.
En concreto, las ventas de Carrefour disminuyeron un 2,7% en Francia, el principal mercado del grupo, y un 5,4% en el resto de Europa, donde se vieron afectadas por la debilidad económica del entorno, a la que, en el caso de España, segundo país en importancia en Europa -cuenta con 170 hipermercados y un centenar de supermercados-, se sumó la rebaja de precios. Por contra, las ventas en Iberoamérica crecieron un 11,9% y un 8,4% en Asia.
A pesar de esta caída en el beneficio, el consejero delegado de Carrefour, Lars Olofsson, destacó que la compañía cumplió todos sus objetivos para 2009 y apuntó que en 2010, «en un entorno que probablemente continuará siendo difícil», espera consolidar estos avances. La compañía presentó un «plan de transformación» con el que pretende «reinventar» sus hipermercados que será probado a lo largo de este año en varios establecimientos.
Asimismo, el director financiero del grupo, Pierre Bouchut, anunció que la empresa potenciará sus financieras, mediante la integración en 2011 de los servicios de sus filiales en Francia, España, Italia y Bélgica.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...